Razones para aplicar manzanilla en tu rutina facial’

¿Alguna vez has pensado en introducir manzanilla en tu rutina facial? Pues debes saber que esta planta medicinal, también conocida como camomila, te va a ayudar a potenciar la salud de tu piel. Y es que es un ingrediente que se cuenta entre los más populares debido a todos los beneficios que aporta para tratar afecciones estomacales, favorecer el descanso y reducir la ansiedad.

¿Qué es la manzanilla en cosmética facial?

Tanto las infusiones como los aceites de manzanilla son eficaces para ofrecer una hidratación profunda, controlar la diabetes y aliviar los dolores menstruales. Pero, además, la manzanilla es una gran aliada para tratar diferentes afecciones de tu piel.

Si hasta ahora solo conocías cuáles eran sus propiedades al ingerirla, te vas a sorprender con todo lo que puede hacer por el cuidado de tu rostro.

Beneficios de la manzanilla para la piel

  • Sus propiedades antiinflamatorias tienen un efecto positivo en las pieles más irritadas. Puedes aplicar en ellas, por ejemplo, un aceite de manzanilla tras la depilación para relajar la piel y bajar la inflamación.
  • Reduce las molestias que puedes padecer si has sufrido una insolación o en caso de que necesites curar y tratar quemaduras solares de primer grado.
  • Refresca la zona en la que la apliques, por lo que servirá como analgésico. Además, también será de ayuda para prevenir infecciones en el área afectada.
  • Reduce la presencia de venitas rojas en el área de los ojos.
  • Sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias la convierten en un gran recurso para combatir la presencia del acné. Al aplicarla, ayuda a reducir la grasa y a cerrar los poros abiertos.
  • Sus propiedades antibacterianas hacen que pueda limpiar la piel en profundidad. Para aprovecharte de este efecto, lo adecuado es utilizarlo como tónico. ¿Cómo? En primer lugar, has de preparar una infusión de la planta, dejarla enfriar y colarla. Posteriormente, rocíala con ayuda de un spray, como harías con cualquier otro tónico.
  • Aclara el cabello y las manchas que puedas tener en la piel.
  • Es un gran aliado para combatir las líneas de expresión, las bolsas y las ojeras.

Combate las bolsas y ojeras

Las propiedades calmantes y aclarantes de la manzanilla ayudan a reducir las bolsas y ojeras. Estos son dos de los problemas estéticos que más preocupan a la mayoría de las personas, y esta planta es una alternativa natural para combatirlas.

Si llevas una buena alimentación, descansas al menos 8 horas y te aplicas unas compresas frías de manzanilla, conseguirás tener una mirada más bonita y despierta. Sus efectos son indiscutibles debido a las propiedades antiinflamatorias y refrescantes que posee.

Prepara una infusión y deja que se enfríe. Aquí tienes dos opciones: aplicar las bolsitas directamente en las ojeras, o bien empapar un algodón sobre esta zona. Eso sí, cuando deje de estar fresco, cámbialo por otro. Recuerda también que es recomendable aplicarlo entre 10 y 20 minutos, sobre todo cuando tu piel está fatigada.

Ayuda a reducir el acné

Otro beneficio de la manzanilla en tu rutina facial se debe a su propiedad limpiadora. Su capacidad antiinflamatoria y su poder para reducir el dolor y las bacterias hacen que sea ideal para eliminar las impurezas de tu rostro.

Si de repente aprecias que la piel de tu cara tiene muchos granitos o brotes de acné, ese será un momento perfecto para aprovechar los beneficios de la manzanilla. Su acción anti alergénica, vasoconstrictora y antiséptica te ayudará a eliminar la presencia del acné y los incómodos granitos. Desinflamará la piel, reducirá la grasa y ayudará a cerrar los poros abiertos. Además, si eres de esas personas que tienen la piel sensible, también te ayudará a mejorar tu apariencia.

¿Cómo puedes utilizarla? Realiza una infusión y deja que se enfríe; así, refrescará el rostro y cerrará los poros abiertos. Posteriormente, aplícala mediante suaves golpecitos con un algodón empapado en dicha disolución. Hazlo con la piel limpia y seca antes de tu rutina de belleza habitual.

Lleva a cabo este método dos veces al día (por la mañana y por la noche) y, de una manera muy natural, podrás limpiar la epidermis, eliminar impurezas y reducir los molestos granos.

Favorece el control de la caspa 

La manzanilla tiene también efectos positivos y deseables en el cuidado del cabello. De esta manera, al igual que se utiliza para controlar la grasa del rostro, también controla la que se produce en el cuero cabelludo.

¿Cómo puedes conseguirlo? Sencillo. Enjuaga 3 veces a la semana tu pelo con agua de manzanilla y comprobarás los resultados en muy poco tiempo.

Aclara tu cabello y tu piel de forma natural

Al enjuagar tu pelo con agua de manzanilla, como te hemos propuesto en el apartado anterior, debes tener presente que esta hierba tiene también propiedades aclarantes. Con esto queremos decir que, al utilizarla, puede variar la tonalidad o incluso el color de tu cabello.

¿Es lo que buscas? Entonces genial, porque los tintes artificiales dañan la salud de tu pelo. Por tanto, sin necesidad de utilizar ningún tipo de tinte puedes disfrutar de tonos dorados de un modo muy natural utilizando champús o aclarados con camomila.

Aclara tu piel

Sin duda, la capacidad de aclarar de la manzanilla es muy popular, pero no solo para el cabello, también para el rostro. Quienes sufren por tener manchas en la piel y no saben cómo disimularlas, encontrarán que esta planta puede ayudarles.

La exposición solar y el paso del tiempo hacen que el tono de la piel sufra cambios, se vaya oscureciendo y aparezcan manchas. Aunque lo ideal es evitarlo utilizando productos específicos para protegernos de la radiación del sol, muchas veces cometemos errores al aplicar el protector solar.

No obstante, eliminar esas molestas manchas del rostro y otras zonas del cuerpo es fácil con manzanilla. De hecho, puedes elaborar tú mismo una mascarilla blanqueadora con miel y manzanilla. 

Favorece la regeneración celular

Por último, pero no menos importante, queremos hablarte de que la manzanilla te ofrece también beneficios para combatir los primeros signos de la edad. Pero no solo se ha demostrado su eficacia contra las primeras líneas de expresión, sino que también es evidente en cicatrices.

La razón por la que la manzanilla puede acelerar la regeneración celular se debe a los polifenoles y fitoquímicos presentes en su composición. Puedes utilizarla para conseguir una buena cicatrización natural combinando media taza de infusión de manzanilla y otra media de menta. Además, incorpórale una cucharadita de aloe vera. ¡Tendrás un combinado perfecto!

Por otro lado, tiene la capacidad de tonificar, limpiar, suavizar y restaurar el equilibrio de las pieles inflamadas, reducir la apariencia de los poros y atenuar las arrugas. Esto último es debido a los antioxidantes, que te aportan un efecto antiaging, motivo por el cual se introduce en diferentes cosméticos. Por ejemplo, en los productos cosméticos como las cremas hidratantes.

Esta crema es reafirmante, estimula la regeneración celular, mejora la elasticidad y revitaliza el aspecto de la piel. Hidrata, exfolia, rellena y aporta firmeza, por lo que reduce el aspecto de las líneas de expresión.

En definitiva, si decides incluir la manzanilla en tu rutina facial de manera natural o incorporada en algunos cosméticos como los champús o las cremas, obtendrás numerosos beneficios.

¡DIOS BENDIGA A HONDURAS!

Diseño: www.QuanticoHn.com