Causas de la mala circulación sanguínea

A pesar de que se piensa que es un problema al que se enfrentan principalmente las personas mayores, la mala circulación sanguínea no se limita a los ancianos.

Algunas de las causas más comunes de la mala circulación sanguínea de las piernas son:

  • Edad
    Las personas mayores tienden a sufrir una mala circulación sanguínea en las piernas debido a varios factores como el aumento del sedentarismo, el engrosamiento de la aorta y la disminución de la sensibilidad de los barorreceptores.
  • Aterosclerosis
    La aterosclerosis, una enfermedad causada por el endurecimiento de las arterias, es una de las causas más comunes de la mala circulación sanguínea. Si no se trata, la aterosclerosis puede causar enfermedad arterial periférica (EAP).
  • Trombosis venosa profunda
    La trombosis venosa profunda, también llamada TVP, es un coágulo sanguíneo que se forma en una vena profunda del cuerpo, normalmente en la pierna o el muslo. Si el coágulo se desprende, puede causar una obstrucción potencialmente mortal en el pulmón denominada embolia pulmonar o EP.
  • Diabetes
    Con el tiempo, la diabetes puede causar numerosas complicaciones de salud, como mala circulación sanguínea, enfermedad renal, neuropatía diabética, enfermedad de las encías, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.
  • Estilo de vida sedentario
    Un estilo de vida sedentario hace que se pierda fuerza muscular, debilita los huesos, reduce el sistema inmunitario y disminuye la circulación sanguínea, ya que el flujo sanguíneo saludable depende del movimiento.
  • Obesidad
    Además de causar problemas óseos y articulares, apnea del sueño, hipertensión arterial y colesterol, la obesidad puede provocar una disminución de la circulación sanguínea e incluso infartos cardíacos.  
  • Enfermedad arterial periférica
    La enfermedad arterial periférica (EAP) es causada por la aterosclerosis. A medida que las arterias se endurecen, una sustancia llamada placa se acumula dentro de las paredes arteriales, estrechándolas. Si no se trata, puede reducir o incluso interrumpir el flujo sanguíneo a una extremidad, lo que provoca la muerte del tejido y posiblemente la amputación.
  • Tabaquismo
    Fumar es la causa de una de cada cinco muertes una de cada cinco muertes en Estados Unidos. No solo provoca cáncer, sino que daña los vasos sanguíneos, lo que provoca una mala circulación de la sangre.
  • Insuficiencia venosa
    La insuficiencia venosa, una afección en la que la sangre se acumula en las venas en lugar de volver al corazón, puede ser genética, pero también puede estar causada por la edad, el embarazo, la obesidad o un estilo de vida sedentario.

La mala circulación de la sangre en las piernas y los pies no solo es incómoda, sino que puede causar problemas mortales si no se controla. Busque siempre asistencia médica si sufre alguno de los síntomas, especialmente si le han diagnosticado una de las causas conocidas de mala circulación sanguínea.

Ahora que hemos revisado las causas de la mala circulación, podemos profundizar en los tratamientos para la mala circulación.

Síntomas de mala circulación sanguínea

Si usted o un ser querido sufren de mala circulación, uno de los primeros síntomas que puede notar es el frío en las piernas y los pies. Por muy desagradables que sea la sensación de frío en las extremidades, la mala circulación puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente más grave.

Otros síntomas a tener en cuenta incluyen:

  • Venas y arterias inflamadas (venas varicosas o «arañas vasculares»)
  • Pesadez en piernas y pies
  • Manchas en la piel
  • Piernas y pies hinchados
  • Piel agrietada y con vejigas
  • Úlceras
  • Dolor o malestar pélvico
  • Piernas y pies inquietos
  • Adormecimiento y hormigueo
  • Molestias o dolor de piernas
  • Falta de crecimiento de vello en piernas y pies
  • Las uñas de los pies crecen muy lentamente o dejan de crecer

Aunque algunos factores, como la edad y las condiciones meteorológicas, pueden afectar a la circulación sanguínea, le recomendamos que acuda a un médico especialista en enfermedades vasculares si nota alguno de estos síntomas, ya que los problemas circulatorios no tratados pueden provocar dolencias potencialmente mortales.

Tratamiento

Tratamiento de la mala circulación en las piernas y los pies

El primer paso debe ser una revisión con su médico. Un médico vascular diagnosticará cualquier afección, recetará los medicamentos que pueda necesitar y formulará un plan de tratamiento factible para controlar su mala circulación.

Es posible que necesite medicación o procedimientos para tratar sus afecciones, pero su médico también le recomendará cambios en su estilo de vida. He aquí algunas cosas sencillas que puede hacer (con la aprobación de su médico) para aumentar su circulación sanguínea.

Hacer ejercicio con regularidad

El ejercicio es esencial para la salud del corazón y la circulación. Los ejercicios de bajo impacto, como caminar, montar en bicicleta estática, hacer yoga y nadar, pueden reducir las molestias causadas por la mala circulación y otras dolencias.

Elevar los pies

La elevación ayuda a combatir el edema, la inflamación causada por la acumulación de exceso de líquido, que suele producirse en los pies, los tobillos y las piernas. Aunque no todas las personas con mala circulación sufren edemas, elevar las piernas si va a estar sentado durante un periodo prolongado sigue siendo beneficioso.

Usar prendas de compresión Si su médico lo aprueba, puede probar con las prendas de compresión. La compresión aumenta el flujo sanguíneo, lo que ayuda a contrarrestar la mala circulación en las piernas y los pies.

Dejar de fumar

Fumar es una de las peores cosas que puede hacer por su salud. Hable con su médico sobre un plan que le ayude a dejar el hábito para siempre. Dejar de fumar disminuye el riesgo de cáncer, mejora la circulación sanguínea y reduce las posibilidades de sufrir un infarto o un derrame.

Mantener un peso saludable El exceso de peso supone una carga adicional para el corazón, las articulaciones y el sistema vascular. Mantener un peso saludable reduce el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas, mala circulación sanguínea y artritis.

Seguir una dieta saludable para el corazón, como la dieta DASH  (siglas en inglés de Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión), puede reducir la presión arterial, mejorar la circulación sanguínea y disminuir el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas.

Eliminar las bebidas cargadas de azúcar y los alimentos procesados que engordan mucho mejorará considerablemente su salud. Pero comer sano no tiene por qué ser insípido y aburrido.

Deliciosos ingredientes que debería comer más a menudo:

  • Canela: Se ha demostrado que la canela reduce los niveles de colesterol y mejora la glucosa en sangre.
  • Chocolate oscuro: el chocolate oscuro contiene flavonoides saludables para el corazón, que hacen que los vasos sanguíneos se dilaten.
  • Alimentos ricos en nitratos: las remolachas y las verduras de hoja oscura tienen altos niveles de nitrato, un medicamento para la presión arterial que se prescribe habitualmente.
  • Bayas oscuras: Al igual que el chocolate negro, las bayas oscuras como las grosellas negras, los arándanos, las moras e incluso las fresas contienen potentes antioxidantes y flavonoides.
  • Grasas saludables: las grasas saturadas y poco saludables, como la mantequilla y el aceite de palma, deben limitarse, pero las grasas saludables de alimentos como el aceite de oliva y el aguacate son buenas para el corazón.

Una dieta rica en nutrientes a base de frutas, grasas saludables, cereales integrales y verduras, y la disminución de la ingesta de alimentos procesados llenos de grasas saturadas, facilitará el mantenimiento de un peso saludable. Esto reduce la tensión en las articulaciones y los pies y mejora la circulación sanguínea y el funcionamiento del corazón.

Tratamiento vascular para la mala circulación

El primer paso para tratar la mala circulación sanguínea es una visita al especialista vascular. Puede recomendar un programa de ejercicio y dieta y medicación, pero algunos pacientes obtienen los mayores beneficios de un tratamiento vascular como la angioplastia o la cirugía de bypass.

Cómo evitar las complicaciones de la mala circulación sanguínea

Si tiene una mala circulación sanguínea en las piernas y los pies, es posible que incluso las lesiones menores tarden mucho más en curarse. Esto significa que un pequeño hematoma puede acabar convirtiéndose en una úlcera, y las úlceras pueden infectarse. Hable con su médico sobre el tratamiento de cualquier enfermedad subyacente que provoque una mala circulación, como la arteriopatía periférica o la diabetes.

Hacer ejercicio regular de bajo impacto, mantener un peso saludable, dejar de fumar y controlar la presión arterial, el azúcar en la sangre y el colesterol pueden ayudarle a evitar más complicaciones causadas por la mala circulación sanguínea.

¡DIOS BENDIGA A HONDURAS!

Diseño: www.QuanticoHn.com