¿Eres adicto al azúcar?

¿Eres adicto al azúcar?

¿Eres adicto al azúcar?

Nathaly Marcus, nutrióloga funcional, especialista en medicina antiedad y medicina mente-cuerpo. Fundadora de Bienesta Medical Center, la primera universidad digital de habla hispana con los mejores especialistas a nivel mundial, escritora y conferencista.

¿El azúcar verdaderamente tan malo como se dice?

Si hablamos de azúcar añadida, la respuesta a esta pregunta es indudable sí.

Las consecuencias pueden llegar a ser tan malas y tan peligrosas como las de cualquier otra adicción.

¿Cómo actúa?

El azúcar actúa en el cuerpo y en cerebro creando un deseo incontrolable e insaciable de seguir consumiéndola, el famoso “Rush” de azúcar.

En el cerebro, el hambre desencadena la acción del neurotransmisor dopamina, por lo tanto activa las mismas vías que estimulan las drogas como la morfina y heroína, que nos hace sentir bien temporalmente, mientras que el deseo por la comida apetitosa activa el sistema opioide endógeno.

Ambos participan en la GENERACIÓN DEL PLACER, porque la sacarosa, o azúcar de mesa, modificaría dicho circuito de recompensa principalmente en la función específica de la dopamina en el núcleo accumbens.

El consumo de comidas placenteras, especialmente dulces, liberan grandes cantidades de opioides endógenos. De hecho, la ingesta de dulces actúa como analgésico en modelos animales. Debemos también recordar que popularmente cuando un niño se golpea, el dolor es calmado con azúcar.

En México más de la mitad de los individuos tienen un consumo inadecuado de azúcares añadidos, el cual supera el límite establecido diario recomendado por la OMS, que es del 10% del total de energía consumida. O sea, una persona que consuma 2000 calorías debería consumir máximo 25g de azúcares al día, lo que equivale, aproximadamente, a menos de 5 cucharaditas cafeteras.

Consecuencias:

Diabetes

Permeabilidad intestinal

Sensibilidad e intolerancia a ciertos alimentos.

Cambios en tu flora intestinal

Alergias, dermatitis y trastornos del sistema inmune.

Envejecimiento prematuro

Alteraciones hormonales

Desintoxícate de esta adicción

La adicción al azúcar es difícil de controlar, aún más que otras sustancias, porque hay muchas personas que lo niegan o no lo saben

OJO, al hablar de azúcar no sólo nos referimos al azúcar blanca sino también a los llamados “carbohidratos” como: salsa ketchup, galletas, pizza, vinagretas, postres, panecillos, pasteles, salsa de tomate para pastas, leche de soya, embutidos, bebidas con chocolate, uvas pasas, jugos, granola, pan, pastas, entre otros.

Existen más de 100 nombres de endulzantes que nos hacen creer que no es azúcar, pero sí lo son entre ellos están: Agave néctar, fructosa, sirope de maíz, azúcar mascabada, caramelo, dextrosa, jarabe de maíz de alta fructosa, maltosa, lactosa, néctares, sirope de fruta, galactosa, glucosa, manitol. No te dejes engañar por nombres que suenan más “naturales”. Endulzantes como “jugo de fruta”, “jugo de caña” y demás, siguen siendo azúcares.

¿Cómo dejar esta adicción?

La única manera de acabar con este problema es eliminarlo drásticamente.

Será difícil al principio, te dolerá la cabeza, es normal, pero tu cuerpo cada vez va a sentir menos esta necesidad por azúcar a medida que disminuye la presencia de ella.

Primero debes estar consciente de la cantidad de azúcares que comes diariamente, una vez la conozcas podrás controlar tu ingesta.

Lo más importante es que de una forma consciente no te dejes llevar por los impulsos y la ansiedad por comer dulces o productos procesados en donde el ingrediente principal es el azúcar.

Mindful eating o comer con serenidad, aplicando la atención plena en el momento de la comida, es una de las claves para poder llevar una alimentación saludable, pues no sólo se trata de qué comer, sino del ritmo y la proporción adecuados.

Limpia tu despensa y deshazte de todo aquello que sabes que no debes comer.

Haz tus comidas en función de tus horarios y tus necesidades, y verás como poco a poco esos ataques repentinos van desapareciendo.

Es muy importante que elijas dulces naturales. Resulta difícil que el sabor dulce de los alimentos nos parezca atractivo si estamos acostumbrados a los azúcares añadidos.

Suplementarse con cromo y vanadio, 5 htp y berberina puede ayudar a lograr dejar esta compulsión por el azúcar y disminuir la ansiedad por alimentos dulces.

No esperes a tener mucha hambre. Si comes sólo cuando tienes muchísimsa hambre, te resultará muy difícil controlar la ingesta y cantidad de azúcar

Opciones más saludables

La mejor opción para endulzar es la Stevia 100% natural, que puedes encontrar en polvo o en líquido.

Azúcar de coco.

Fruto del monje (Monk Fruit).

Una pequeña cantidad en frutas secas, como el dátil e higos.

Eritritol.

Xilitol (no en exceso porque puede producir inflamación, gases o diarrea).

Alulosa para postres.

¡DIOS BENDIGA A HONDURAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diseño: www.QuanticoHn.com
error: Content is protected!! Copyright © www.QuienOpina.Com