Santa Lucía↵ Punto de Referencia del Turismo’

Santa Lucía↵ Punto de Referencia del Turismo'

Santa Lucía↵ Punto de Referencia del Turismo'

Un bello lago artificial, peces, tortugas, aves y una hermosa vista son parte de los atractivos principales de la bella perla del municipio de Santa Lucía, departamento de Francisco Morazán.

Es un lugar fabulosamente bien conservado, las casas mantienen esa distintiva estructura colonial, antiguas, con tejas color rojo y paredes de barro, de las cuales se desprenden pequeñas algas que producen el clima fresco.

Adornado con lindas flores de todos los colores en cada esquina, calles empedradas y limpias, el municipio de Santa Lucía se ha convertido en uno de los principales lugares, mejor dicho un punto de referencia, del turismo nacional e internacional.

De la misma manera, este mágico lugar cuenta con una gran variedad de animales, entre ellos, aves de todo tipo que se alimentan de árboles frutales y pequeños peces en su única y bien conservada laguna artificial, que tiene un tono verde claro debido a los minerales que existen en la zona.

Asimismo, cuenta con una iglesia característica de Honduras colonial, y tiene sus dos patronos conocidos como la Mártir Santa Lucía y el Cristo de las Mercedes,  por lo que se festeja el 13 de diciembre y 15 de enero respectivamente cada año.

La iglesia se remonta como una pequeña ermita al siglo XVI, posteriormente se le hicieron modificaciones a su estructura a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Cabe mencionar que este magnífico municipio  colinda con el Parque Nacional La Tigra el cual abarca casi el 50 por ciento del territorio y se encuentra cubierto con abundante bosque de pino, roble y otras especies forestales.

Historia de Santa Lucía

Este pintoresco municipio del departamento de Francisco Morazán, fue creado el 12 de noviembre de 1820.

En sus inicios se le conocía como Surcagua, que según los lugareños, en lengua indígena significa “lugar que tiene ranas”.

Cabe destacar que este lugar fue uno de los distritos mineros de Tegucigalpa que registra la historia en 1580, convirtiéndose así en uno de los más antiguos.

Dicho lugar se ha convertido en un sitio de descanso y relajación, para todos aquellos turistas que le visitan, ofreciendo una variada oferta de hoteles de buena calidad a precios cómodos.

Su frescura se debe a la gran cantidad de bosque de pino que le rodea, por el cual se siente un clima helado en gran parte del año.

¡DIOS BENDIGA A HONDURAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte
Comparte
error: Content is protected!! Copyright © www.QuienOpina.Com