lun. Oct 21st, 2019

Trump vuelve a meterse en la crisis de Hong Kong

Trump vuelve a meterse en la crisis de Hong Kong

Trump vuelve a meterse en la crisis de Hong Kong

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recomendó este jueves a su par chino, Xi Jinping, que se reúna “personalmente” con los manifestantes de Hing Kong, para intentar poner fin a las protestas que sacuden desde hace semanas a la ex colonia británica.

“Si el presidente Xi se reuniera directa y personalmente con los manifestantes, habría un final feliz e ilusionante para el problema de Hong Kong. ¡No tengo dudas!”, señaló Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario hizo esta declaración horas después de que en otro tuit diera a entender que él mismo se iba a reunir con Xi para hablar sobre Hong Kong.

“Conozco al presidente Xi de China muy bien. Es un gran líder que tiene un gran respeto de su pueblo. También es un buen hombre en los ‘asuntos difíciles’. No tengo ninguna duda de que si el presidente Xi quiere resolver el problema de Hong Kong rápida y humanamente, lo puede hacer. ¿Una reunión en persona?”, dijo Trump en la misma red social.

Las reacciones de Trump llegaron después de que Estados Unidos expresara el miércoles su “profunda preocupación” por la supuesta presencia de movimientos paramilitares chinos a lo largo de la frontera de Hong Kong.

En un comunicado, el Departamento de Estado también condenó la violencia registrada estos días e instó “a todas las partes” a la moderación, aunque aseguró que apoya la libertad de expresión y de reunión pacífica en Hong Kong.

Trump también aprovechó la ocasión este miércoles para mezclar a Hong Kong con la guerra arancelaria con China, aparentemente instando a Xi a que anteponga resolver la crisis con la ex colonia británica a las negociaciones comerciales con Washington.

“China -apuntó- está perdiendo millones de empleos a otros países sin aranceles. Miles de empresas se están marchando. Por supuesto que China quiere llegar a un acuerdo. ¡Dejémos que primero resuelvan con Hong Kong humanamente!”.

Washington y Beijing, las dos mayores economías del mundo, han impuesto aranceles recíprocos a su comercio bilateral, que asciende hasta los 360.000 millones de dólares por año.

Pero Trump ha demorado hasta diciembre una serie de aranceles que planea imponer a productos electrónicos de China, lo que ha dado esperanzas a los inversores de una tregua en el conflicto comercial. Pero ahora, lncorporación del conflicto en Hong Kong como moneda de cambio en esas conversaciones podría dificultarlas aún más.

Beijing ha dejado en claro que no tiene ningún deseo de hacer concesiones al movimiento de protesta hongkonés.

Las protestas en Hong Kong comenzaron en junio con la oposición a una controvertida propuesta de ley de extradición, pero han evolucionado hacia una serie de demandas de mejora de los mecanismos democráticos de la ciudad.

Los enfrentamientos violentos entre algunos de los manifestantes y la Policía son cada vez mayores.

Bajo la fórmula “un país, dos sistemas”, Beijing se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997.

Pero muchos manifestantes vieron en la polémica propuesta de ley de extradición -cuya tramitación fue declarada “muerta” por el Ejecutivo hongkonés a principios de julio- un intento de China de entrometerse en los asuntos de Hong Kong.

HONDURAS IS GREAT! GOD BLESS YOU!