lun. Jul 22nd, 2019

¿Hay alimentos Ricos en Oxitocina, la Hormona del Amor?

¿Hay alimentos Ricos en Oxitocina, la Hormona del Amor?

¿Hay alimentos Ricos en Oxitocina, la Hormona del Amor?

Las hormonas tienen diferentes funciones en nuestro organismo. Por ejemplo, la oxitocina, más conocida como la hormona del amor, nos ayuda a experimentar bienestar, placer y afectividad, además de ayudarnos con nuestro estado anímico y con las relaciones con los demás.

Estamos acostumbrados a encontrar en la alimentación aquellas sustancias imprescindibles para el correcto funcionamiento de la vida humana, sin embargo, en este caso tenemos malas noticias: buscar alimentos ricos en oxitocina es, de base, un error. No existen. Los que sí existen son los alimentos que estimulan la producción de oxitocina.

¿Qué es la oxitocina?

La oxitocina es una hormona producida en el hipotálamo y almacenada en la neurohipófisis. Debido a su localización, también influye en el sistema central nervioso y puede ser responsable de la transmisión de impulsos nerviosos. Se trata de un nonapéptido formado por nueve aminoácidos con la siguiente estructura: cisteína – tirosina – isoleucina – glutamina – asparagina – cisteína – prolina – leucina – glicina.

Foto: iStock.© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Foto: iStock.Foto: iStock.

Pero su principal función es la de regular ciertas conductas y emociones. La oxitocina es aquella hormona que influye en las relaciones de pareja, el estado anímico, la necesidad de cuidado, la sexualidad, el bienestar, el afecto, el placer… Es decir, en los sentimientos y en ciertos estados imprescindibles para el control de las emociones positivas. Debido a esto, una falta de oxitocina puede acarrear la predisposición de la persona a la depresión o la falta de empatía, además de afectar a sus relaciones sociales.

Como curiosidad, durante el reflejo de Ferguson (aquel que se produce tras la estimulación de ciertos puntos de placer de nuestro organismo y durante el parto) el cuerpo segrega oxitocina.

Oxitocina y alimentación, ¿cómo se relacionan?

Como se ha comentado, los alimentos por sí mismos no nos aportan oxitocina, se trata de un nonapéptido que solo somos capaces de producir los seres vivos en nuestro organismo. Entonces, ¿cómo podemos relacionar oxitocina y alimentación? Que los alimentos no contengan oxitocina no significa que lo tengamos que dar todo por perdido. De hecho, se cree que ciertos ingredientes podrían ayudarnos a estimular y aumentar la producción de esta hormona.

La mayoría de ellos son, principalmente, hierbas. Se suelen incluir en esta lista el romero, el perejil, el tomillo, la hierbabuena o el eneldo. Lamentablemente son alimentos que consumimos en una cantidad muy pequeña, sin embargo, el potencial de este tipo de hierbas y especias es enorme. Siempre que podamos, es una idea estupenda aderezar nuestras comidas con ellas para aprovechar sus impresionantes valores nutricionales.

Foto: iStock.© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Foto: iStock.Foto: iStock.

Otro de los ingredientes clave para la producción de esta hormona es el Chocolate. La mayoría de nosotros conocemos su poder afrodisiaco, el cual, precisamente, se podría justificar por esta relación con el aumento de los niveles de oxitocina. Pero, además, el chocolate contiene exorfinas, un tipo de analgésico natural que también encontramos en ciertos alimentos básicos como los lácteos o incluso el pan.

Mediante fármacos

Si queremos conseguir directamente esta hormona, tendremos que acudir a otras fuentes: los fármacos. A mediados del siglo XX se consiguió sintetizar la oxitocina fuera del organismo y con ello se han podido producir ciertos medicamentos, que actualmente se usan con mucho control y rigor médico debido a sus posibles efectos secundarios bastante peligrosos si no se administra de la forma debida.

En algunos casos, también podremos ver algunos suplementos dentro de los productos de herbolario, que se anuncian como capaces de aumentar nuestra oxitocina, y que están basados en realidad en las hierbas que hemos visto anteriormente.

Donde no hay lugar a dudas es en los medicamentos, los cuales tienen una concentración mucho más elevada y solo podemos comprarlos con receta médica debido a que están reservados a casos muy concretos. La oxitocina solo se suele administrar en situaciones como el parto, el posparto o la depresión severa. De cualquier modo, siempre es un médico quien debe determinar qué paciente necesita oxitocina y cuál será el tratamiento a seguir para que la salud no peligre.

Foto: iStock.© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Foto: iStock.Foto: iStock.

Entre los efectos secundarios de la oxitocina como medicamento se incluyen el aborto (solo se puede tomar durante el parto y bajo ningún concepto en una etapa anterior del embarazo), las taquicardias, los ataques de epilepsia o las hemorragias cerebrales. Como se puede ver, estos datos son bastante alarmantes y es precisamente por ello por lo que la administración de la oxitocina como fármaco está tan regulada y no se permite su venta libre. Bajo control médico, los beneficios de la oxitocina están probados y son imprescindibles en algunos casos.

¿Cómo podemos producir más oxitocina?

Si la medicación debe estar controlada y los alimentos no aportan oxitocina como tal, ¿existe alguna manera natural de mejorar los niveles de oxitocina? Sí. Cosas tan sencillas como reír, pasar tiempo con nuestros seres queridos, tener relaciones sexuales, meditar, tocar a nuestra mascota, dar abrazos, llorar o ser generoso son algunos de los métodos naturales que nos ayudarán a producir más oxitocina.

Los abrazos o nuestra mascota pueden ayudar al organismo a segregar más oxitocina

La oxitocina está estrechamente ligada a los sentimientos y por ello el contacto físico, las relaciones sociales y la manifestación de las emociones ayudan a su producción en mayor medida. En cuanto al ejercicio, el deporte también favorece su presencia en sangre, de hecho, se suele recomendar como método natural en episodios de tristeza. Ciertas variantes, como el yoga, a través de la respiración y la relajación, también se relacionan con una más elevada producción de oxitocina.

DIOS TE BENDIGA!!! SIEMPRE!!!