lun. Abr 22nd, 2019

Mel Gibson No quiere que veas su nueva película

Mel Gibson No quiere que veas su nueva película

Mel Gibson No quiere que veas su nueva película

A principios de esta semana llegaba el tráiler de la nueva película de Mel Gibson, ‘The Professor and the Madman’, el reto y el proyecto más apasionante al que se ha enfrentado el actor: Gibson ha trabajado nada menos que dos décadas en la adaptación del libro de Simon Winchester, ‘The Surgeon of Crowthorne’, que relata como se creó el clásico diccionario en inglés Oxford.

James Murray (Mel Gibson) fue el hombre que comenzó a recopilar palabras a mediados del siglo XIX; y contaría para este proceso con la ayuda del asesino convicto William Chester Minor (Penn), que ingresó más de 10.000 palabras al diccionario mientras estaba interno en un hospital para enfermos mentales.

El nacimiento de este emblemático material escolar que todos nosotros hemos visto alguna vez cuenta también con Natalie Dormer, Steve Coogan y Jennifer Ehle en el reparto.

Y Gibson ha contratado al que fuera coguionista de ‘Apocalypto’, Farhad Safinia para dirigir ‘The Professor and the Madman’.

Hasta aquí todo promete, pero, ¿qué ha ocurrido para que su creador y protagonista, Mel Gibson, ahora no quiera que el público vea esta película que tanto tiempo le ha robado? Pues a pesar de que ‘The Professor and the Madman’ tiene muy buena pinta y está lista para llegar a los cines, ha sufrido durante casi los dos últimos años una verdadera batalla legal entre Gibson y la co-productora Voltage Entertainment que ha terminado con esta segunda como ganadora del litigio.

Mel Gibson© Gallery Stock Mel Gibson

Todo comenzó en el verano de 2017 cuando Gibson demandó a la co-productora Voltage Pictures por “poner en peligro” a la película. Parece ser que el director y protagonista de ‘The Professor and the Madman’ habría alegado que la compañía no habría cumplido con su acuerdo de coproducción. 

La mayor parte del desacuerdo se centró en que Gibson, Safinia y el coproductor Bruce Davey querían una escena rodada en Oxford en lugar del Trinity College en Irlanda, el lugar finalmente escogido por la co-productora pues suponía menor coste.

En la denuncia interpuesta también aparece el reclamo de que Voltage mostró un corte de la película en el Festival de Cannes a los distribuidores sin el permiso de Gibson.

Pero esta denuncia de Gibson fue solo el inicio del drama. Posteriormente, el director Farhad Safinia demandaría a Voltage Pictures por difamación tras una declaración de la productora que afirmaba que Gibson y Safinia “no cumplieron con sus responsabilidades profesionales y contractuales con Voltage”.

En respuesta, Voltage también demandó a Gibson y Safinia por haber conspirado para “secuestrar ilegalmente el control e interferir en [su] capacidad de explotar los derechos para distribuir la película”.

El desenlace judicial dio la razón a Voltage Entertainment el pasado verano tras dictaminar que Gibson e Icon no proporcionaron lo necesario para reclamar los derechos de la película.

Ahora la productora tiene programado lanzar la película en el segundo trimestre de este año, aunque todavía no hay fecha ni países de estreno confirmados. Eso sí, lo que ya es seguro es que Gibson no promocionará la película y tampoco se espera que Safinia dé entrevistas.

DIOS TE BENDIGA!!!