dom. May 19th, 2019

Vladimir Putin, Rusia abandonará un acuerdo nuclear

Vladimir Putin

Vladimir Putin

MOSCÚ.— Siguiendo los pasos de Estados Unidos, Rusia abandonará un acuerdo nuclear, pero sólo lanzará misiles nucleares de alcance intermedio si Washington lo hace, dijo el presidente Vladimir Putin.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó el viernes a Moscú de violar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, firmado en 1987, con “impunidad” al lanzar misiles prohibidos. Trump dijo en un comunicado que Estados Unidos “avanzará” con el desarrollo de opciones para respuesta militar tras la instalación por Rusia de misiles teledirigidos que podrían tener en la mira a Europa occidental.

Moscú ha negado enérgicamente haber incumplido y acusó a Washington de hacer falsas acusaciones para justificar su retiro.

El colapso del pacto ha generado preocupaciones de una confrontación al estilo la Guerra Fría de la década de 1980, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética instalaron misiles de alcance intermedio en el continente. Dichas armas eran consideradas particularmente desestabilizadoras ya que en cuestión de minutos llegan a sus objetivos, sin dejar tiempo para toma de decisiones, e incrementaban la probabilidad de un conflicto nuclear global causado por falsas advertencias de lanzamiento.

Tras el aviso de Estados Unidos de que se saldría en seis meses, Putin declaró en la televisión que Rusia hará lo mismo. Ordenó el desarrollo de nuevas armas de alcance intermedio que operen en tierra, pero hizo énfasis en que Moscú no las emplazará en su territorio en Europa ni en otros lugares a menos que Washington lo haga.

“Responderemos quid pro quo”, dijo Putin. “Nuestros socios estadounidenses han anunciado que suspenderán su participación en el tratado y haremos lo mismo. Han anunciado que habrá investigación y desarrollo, y nosotros actuaremos de manera consecuente”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que saldrían del pacto en seis meses al menos que Rusia acepte las exigencias de Estados Unidos de destruir de forma verificable los misiles teledirigidos. Los aliados de la OTAN han respaldado enérgicamente a Washington y exhortaron a Moscú a rescatar el pacto cumpliendo con lo pedido.

Sin embargo, Rusia ha negado la violación y argumenta que el misil, que es parte del sistema de misiles Iskander-M, tiene un alcance máximo de 480 kilómetros (298 millas).

Por su parte, China pidió a Washington que negocie con Moscú en lugar de retirarse del tratado.

El ministerio de Exteriores chino sostuvo en un comunicado que la denuncia del pacto podría generar “consecuencias adversas”, a la vez que descartó la negociación de un nuevo pacto multilateral que lo reemplace.

“China se opone al retiro de Estados Unidos y exhorta a Estados Unidos y Rusia a resolver debidamente sus diferencias mediante el diálogo constructivo”, dijo el comunicado.