Tegucigalpa.- Dirigentes obreros anticiparon previo a la negociación del salario mínimo que será retomado el 7 de enero del 2019, que el acuerdo consensuado sería por un periodo de dos años.

Con dos propuestas sobre la mesa, una del sector obrero y otra del sector empresarial, los actores esperan que se ultimen los detalles para dar por concluido el proceso.

José Luis Baquedano, el representante de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), expresó que antes que se suspendieran las negociones, por las fiestas navideñas, lograron acercar posiciones y definir algunos parámetros.

El gremialista adelantó que “el acuerdo que tentativamente vamos a concluir la próxima semana, será por dos años, no así como lo que pasó con la maquila que se hizo por cinco años”.

Una de las bases sobre las que se negocia es el Índice de Precios al Consumidor (IPC), del Banco Central de Honduras, que al cierre de diciembre era de 4.77 por ciento.

“El 80 por ciento ya está solucionado. La empresa privada hizo algunas propuestas con números absolutos y porcentajes y esas se acercan a la propuesta de la clase obrera”, destacó Baquedano.

LINEAMIENTOS

De su lado el secretario adjunto de la Central General de Trabajadores (CGT), Benjamín Vásquez, explicó que están basando su propuesta en la fórmula para el acuerdo de salario, que es de cuatro parámetros.

“Esa fórmula tiene cuatro con- tenidos: uno es el costo de vida que va con la inflación y otro con el deslizamiento de la moneda”, explicó. Agregó que se hizo una propuesta técnica donde justificaron y argumentaron el porqué de la propuesta y eso se va a discutir este 7de enero.

“La empresa privada también ha presentado propuestas y argumentos y ya hay un acercamiento. Creo que se va a llegar a un acuerdo en los primeros días de enero y entrar en vigencia como la ley lo manda”, puntualizó.

TRATO DIFERENCIADO

Baquedano refirió que en un ajuste salarial es necesario pensar en la microempresa, que aporta el 75 por ciento del empleo a nivel nacional. Bajo esa línea expresó que “hemos pedido que el gobierno apoye a las empresas y que no sean afectadas con los porcentajes que puedan negociar”.

Por lo anterior se espera que el aumento absoluto o los porcentajes sean diferenciados con el que se aplicará a las grandes empresas.

Por otra parte, indicó que hoy, jueves, a las 10 de la mañana, las dirigencias del sector público acordaron asambleas informativas porque desde el año pasado presentaron propuestas al gobierno para negociar el reajuste salarial y algunos colaterales, sin tener ningún tipo de respuesta.

2 NEGOCIACIONES

Hay dos procesos de negociación, uno es el aumento del sector público y otro es el incremento para las 11 ramas definidas por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

ACUERDO SECTOR MÁQUILA

En la negociación se acordó un incremento de 38.5 por ciento en un periodo de cinco años. En el 2019 habrá un aumento del 8 por ciento; en el 2020 será de 7.5 por ciento; en el 2021 será de 7.5 por ciento; en 2022 será de 7. 5 por ciento; y en el 2023 será de 8 por ciento.

8,910.71 LEMPIRAS AL MES es el salario vigente. El último aumento obtenido fue de 462.3 lempiras en la última negociación.

“Queremos que sea la empresa privada la que defina el acuerdo, porque sino la decisión pasará al Poder Legislativo. Confiamos en que habrá voluntad para lograr consensos”. José Luis Baquedano, Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras.

“La ley manda que en enero los trabajadores gozarán de un beneficio de un ajuste salarial. Las partes han presentado sus propuestas y serán analizadas nuevamente al retomar las negociaciones”. Benjamín Vásquez, Central General de Trabajadores de Honduras.

TEMAS
Publicidad