Iniciar una vida sexual conlleva una gran responsabilidad para ti y tu pareja. No hablamos solo de un embarazo no deseado, sino de enfermedades de transmisión sexual o infecciones. Todo esto puede evitarse con el uso correcto
de métodos anticonceptivos o de planificación familiar.

He aquí una breve guía para que conozcas el funcionamiento y efectividad de estos y puedas utilizar el método anticonceptivo que más se adapte a tus necesidades, según nuestro asesor Allam Flores, ginecólogo y obstetra.

Las pastillas e inyecciones son los métodos anticonceptivos hormonales más populares. Los métodos hormonales crean un ambiente no apto para que se implante o fecunde un óvulo. Además, inhiben la producción de óvulos por los ovarios y hacen más espeso el moco del cérvix, lo que dificulta la movilidad de los espermatozoides.

Flores explica que la forma correcta de utilizar las pastillas anticonceptivas es iniciar el primer o segundo día de la
menstruación.

Recomienda establecer un horario para tomar la pastilla, ya sea por la mañana, tarde o noche, si olvidas tomarla por uno o dos días puedes reanudar el tratamiento inmediatamente sin reducir su efectividad, incluyendo la pastilla asignada para ese día.

Ingerir un tratamiento para alguna enfermedad puede disminuir el efecto anticonceptivo, por lo tanto, es necesario
protegerse utilizando preservativo, mientras se toma el otro medicamento, sin suspender el anticonceptivo, afirma
el especialista. También existen métodos de planificación permanentes, cuya principal ventaja es programar lejanamente un embarazo.

Por ejemplo, el dispositivo intrauterino (DIU) de cobre tiene una duración de 8 a 10 años. Los implantes de tres a cinco años de uso. En el caso de posparto se pueden utilizar el DIU de cobre al instante y los otros métodos hormonales seis semanas después del parto.

Los tipos de anticonceptivos que existen son:

Orales o inyectables, disponibles en dosis mensual, bimensual y trimestral.

Dispositivos intrauterinos de cobre (DIU) u hormonales.

Implantes hormonales de una y de dos “barritas”.

Los métodos anticonceptivos más efectivos son los diu y los implantes. Ofrecen de 99 a 100% de efectividad.

Los naturales: el ritmo, moco cervical y temperatura.

Los de barrera: el preservativo masculino y femenino.

Los poco comunes como espermicidas y parches.

Los que no se consideran métodos de planificación: coito interrumpido y  anticonceptivos de emergencia.

Es importante una evaluación ginecológica para que el especialista indique el método más adecuado a tus necesidades. Flores no recomienda usar más de una vez al año un anticonceptivo de emergencia.

Publicidad