De un tiempo a esta parte, existe una creciente tendencia hacia el consumo de infusiones como métodos adelgazantes. Los herbolarios, tea-shops, supermercados y otras grandes superficies han visto como sus ventas se disparan. De hecho, numerosas páginas en internet comercializan paquetes con mezclas de diferentes plantas medicinales, especias, etcétera, que prometen una pérdida de volumen y grasa considerable en periodos de entre dos y cuatro semanas. Además, las celebrities son claras defensoras de estas bebidas incluirlas en sus rutina; Bella Hadid, Kendall Jenner o Selena Gomez, son solo algunos ejemplos. 

El jengibre- rico en magnesio, cobre, Vitamina C o potasio- o la Moringa -con su alto contenido en vitaminas (C, A, E, K y del complejo B) y minerales (calcio, hierro, fósforo, potasio…)- por ejemplo, son dos de estos ‘nuevos superalimentos’. Por sus múltiples propiedades antioxidantes y depurativas, la tendencia a consumir estos productos – bien sea incluyéndolos en recetas en su forma sólida o realizando infusiones con ellos- ha crecido en los últimos años. No obstante, Andrea Castellanos, Dietista y Nutricionista del Centro de Nutrición Aleris de Madrid, asegura que los tés no sirven para perder peso. “No son efectivos”, alerta desde el primer momento.

jengibre© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines jengibre

La experta se apoya en una serie de estudios científicos mientras asegura que la toma de infusiones tés no provoca el impacto suficiente en el metabolismo del cuerpo humano como para que se produzcan pérdidas de peso significativas. “El aumento del metabolismo que se genera es mínimo, ni siquiera llega al 10%. Para adelgazar tendríamos que tomar una cantidad muy alta de las infusiones o tés y esto no es real.

En cuanto a las infusiones realizadas a partir de las plantas anteriormente mencionadas, así como otras como las de canela, limón, menta, té verde o pimienta cayena, que también gozan de una importante popularidad cuando se habla de bebidas naturales para perder peso, explica que “no se les pueden atribuir propiedades adelgazantes” por lo dicho anteriormente, sin embargo, sí que pueden tener otros beneficios, como ocurre en el caso del jengibre, que “es antiinflamatorio y puede ayudar a potenciar el sistema inmunológico, pero todo esto de la mano de un buen estilo de vida, porque de lo contrario no tendría ningún efecto”.

moringa© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines moringa

No obstante, aunque no sirvan como método adelgazante, las infusiones sí que pueden provocar otros importantes efectos en nuestro organismo como “la tila al pino, que puede tomarse para dormir mejor o para relajarnos, la manzanilla para mejorar las digestiones o la cola de caballo para ayudar a la retención de líquidos, en ciertos casos”. Por otro lado, la nutricionista matiza que los tés son “diferentes a una infusión”, ya que suelen contar “con una cantidad mayor de antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. Además, la teína actúa como estimulante, por lo que puede ser utilizado, por ejemplo, antes de hacer ejercicio o cuando queremos mejorar la concentración al estudiar; también después de las comidas para mejorar la digestión”.

Publicidad