Si eres de los que cuida su salud bucal y a los que el cepillo y la pasta de dientes no les es suficiente y recurren regularmente después de cada comida al hilo dental, debes poner atención a lo siguiente.

Recientemente, un estudio realizado por doctores estadounidenses del Silent Spring Institute y del Public Health Institute en Berkeley, California, ha develado que el uso del hilo dental aumenta la exposición a sustancias perfluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés), las cuales están relacionadas al cáncer testicular y de riñón, así como a problemas de tiroides y colesterol alto, bajo peso al nacer, disminución en la fertilidad y otras complicaciones en el sistema inmunológico.

En el estudio, los doctores midieron los niveles de 11 tipos de PFAS en las muestras de sangre de 178 mujeres. Aquellas que usan dental Oral-B Glide tuvieron niveles más altos de un tipo de PFAS llamado PFHxS (ácido perfluorohexanosulfónico) en su organismo, en comparación con aquellos que no lo hicieron.

También, los investigadores analizaron 18 hilos dentales, incluidos 3 productos de la línea Glide, para detectar la presencia de flúor, un marcador de PFAS. Los tres de Glide dieron positivo en Flúor.

“Este es el primer estudio que muestra que el uso de hilo dental que contiene PFAS está asociado con una mayor carga corporal de estos químicos tóxicos. La buena noticia radica en que, según nuestros hallazgos, los consumidores pueden elegir hilos que no contienen PFAS”, explicó Katie Boronow, la autora principal del estudio.

Publicidad