mar. Abr 23rd, 2019

Sociedad Civil desea que se despolitice el TSE

Omar Rivera

Omar Rivera

En vísperas del debate legislativo que decantará en las reformas constitucionales que pretenden transformar el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y Registro Nacional de las Personas (RNP), el dirigente de la sociedad civil Omar Edgardo Rivera Pacheco, dijo que, “el anhelo ciudadano se circunscribe a que se modernicen y despartidicen esas entidades estatales y no que se repoliticen”.

“Los ciudadanos aspiramos a que el TSE y RNP se conviertan en instituciones independientes de elevado calibre profesional y no instrumentos de los partidos o un refugio de activistas políticos”, declaró.

Rivera Pacheco, manifestó que “el TSE debe ser un árbitro imparcial en los comicios y el RNP, una entidad de seguridad nacional; ambas alejadas de la manipulación de los partidos políticos del patio”.

“Transformar el TSE y RNP, no es repartírselos como si fuesen partes de un pastel”, expresó.

El dirigente de la sociedad civil señaló que “una reingeniería a la institucionalidad electoral implica reestructurar orgánicamente el TSE, crear una instancia de justicia electoral que sea independiente, certificar el recurso humano, ciudadanizar las Mesas Electorales Receptoras (MER), despartidizar el RNP y convertirla en una institución que preste servicios multiutilitarios con énfasis en seguridad y desarrollo social, depurar el censo electoral y emitir una tarjeta de identidad”.

Transformar el TSE y el RNP, han sido consensos y recomendaciones que han realizado tanto las mesas de reformas electorales del diálogo político auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como el Grupo de Expertos Electorales de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que fueron recientemente contratados por el parlamento hondureño; sobre la base de esos planteamientos, el Congreso Nacional de la República se apresta, en las primeras tres semanas del mes de enero de 2019, a efectuar las discusiones y -potenciales- reformas al marco constitucional y legal que aplica a ambas entidades para su transformación y de este modo modernizar el vetusto sistema político electoral de Honduras.