Los altibajos que vivimos a diario pueden afectarnos de forma considerable en nuestro estado de ánimo, y verse reflejados a través de sentimientos negativos.

En la actualidad, un trastorno que interfiere en el desempeño en los ámbitos laboral, académico y familiar es la depresión. En esta ocasión, la psicóloga Dina Semsch nos detalla cómo reconocerla.

Es muy importante aclarar que la depresión no solo se manifiesta en la tristeza, ya que esta última responde a un evento que es cercano en tiempo y que podemos identificar con claridad. Mientras que la depresión es todo lo contrario y no podemos atribuir los síntomas a un evento en particular.

Existen otros síntomas que pueden disparar las alarmas como: estallidos de llanto, irritabilidad, impaciencia y/o explosiones de enojo o de manera física, falta de energía, variaciones del sueño y problemas para enfocar y mantener la concentración.

DE ACUERDO AL GÉNERO, SE PRESENTA DE MANERA DIFERENTE EN HOMBRES Y MUJERES:

Según estudios realizados por la OMS, la depresión afecta más a mujeres que a hombres.

Las mujeres que sufren depresión tienden a comer más y ganar peso, se llenan de sentimientos de culpa, desesperanza, tristeza y suelen dormir más como una forma de escape.

Mientras, los hombres abusan de sustancias (alcohol y/o drogas), su apetito suele suprimirse por lo que pierden peso, se comportan de forma agresiva, pierden el interés de forma notable tanto en sus pasatiempos como en el trabajo, duermen menos y pierden el control emocional.

Para ayudar a quienes sufren de depresión, debemos incentivar a la persona a buscar ayuda profesional lo antes posible, ya que mientras más avance la depresión, más se incrementan los costos que acarrea la misma.

Las mujeres y los hombres que padecen depresión pueden, en promedio, perder de 7 a 9 años de vida sana.

ENTRE LOS PRINCIPALES SÍNTOMAS SE ENCUENTRAN:

  • ABULIA: falta de motivación y voluntad para la toma de decisiones, y la ausencia de objetivos focalizados, sin reacción a ningún estímulo.
  • ASTENIA: sensación de cansancio o de falta de energía, similar a la que tendríamos después de haber hecho un gran esfuerzo físico por mucho tiempo.
  • ANHEDONIA: incapacidad de sentir placer, felicidad, satisfacción.
Publicidad