Sergio Ramos debutó en Primera División el 1 de febrero de 2004 con la camiseta del Sevilla, por lo que lleva en la élite del fútbol más de 14 años. Por primera vez en 2018 puede presumir de no haber sido expulsado en ningún partido de todo el año. El central del Real Madrid no ha visto ninguna tarjeta roja en todo 2018, y tampoco ha sido expulsado por doble amarilla. Ni en Liga, ni en Champions, ni en Copa…

El defensor del conjunto blanco es uno de los pilares del equipo desde hace muchos años y desde la salida de Iker Casillas actúa de capitán. En la temporada actual (2018/2019) ha disputado un total de 24 encuentros: 16 en Liga, 4 en Champions, 2 del Mundial de Clubes, uno de Copa del Rey y otro de la Supercopa de Europa. En estos 24 encuentros ha visto cinco tarjetas amarillas, pero ninguna roja.

En la temporada pasada (2017/2018), fue expulsado dos veces por doble amarilla en 42 partidos disputados en total en toda la campaña. Las dos veces en 2017, en el primer encuentro ante el Deportivo en agosto y en diciembre ante el Athletic de Bilbao. En esa temporada recibió 12 amarillas.

Publicidad