mié. Abr 24th, 2019

¿Qué hacer con los regalos de Navidad que No te gustaron?

Regalos

Regalos

Cuando llegan las fiestas decembrinas, la mayoría recibimos regalos de muchas personas: familia, amigos, colegas y hasta gente que casi no conoces. Entre los obsequios siempre se cuelan algunos que de plano no nos gustan o que jamás vamos a usar. Claro que eso no es el fin del mundo, pues hay muchas cosas que puedes hacer con ellos. 

Típico que te regalan ropa que no te queda, accesorios que no son para nada de tu estilo o utensilios, aparatos y adornitos que jamás vas usar.

Una vez que superes la decepción, te darás cuenta de que puedes hacer algo con ellos, a menos que quieras evitar romperle el corazón a quien te lo regaló. Más allá de ese detalle, si ni tú ni la otra persona tienen inconveniente, hay formas de aprovechar esos regalos que nunca vas a utilizar.

Antes de seleccionar las cosas que no quieres conservar, recuerda que casi siempre los regalos de nuestros seres queridos vienen acompañados de mucho amor. Por eso no debes deshacerte de cosas que tienen significado, como un suéter tejido por tu mamá o tu abuela, reliquias familiares, o cosas que hayan hecho especialmente para ti.

Ahora, checa las opciones para las cosas que sí puedes dejar ir sin remordimiento:

1. Pedir cambio o devolución en la tienda

Muchas personas precavidas saben que existe la posibilidad de que su regalo no sea el adecuado, y tienen la cortesía de dejar dentro de la caja el ticket de regalo para que puedan regresarlo o hacer el cambio en la tienda. Si este es el caso, siéntete afortunada y ve a cambiar tu obsequio por algo que sí quieres.

2. Venderlos online

Quizá te regalaron algo muy útil o muy hermoso, pero que simplemente no es para ti. Solo tienes que tomarle una buena foto y fijar un precio justo, que no supere el costo en tienda pero que no malbarate el artículo. Publícalo en páginas o grupos de compra/venta, teniendo cuidado de que tus contactos no se enteren, pues para el siguiente año corres el riesgo de convertirte en “la que vende los regalos”, y quizá ya no quieran darte nada.

3. Venderlos en una tienda física

Ubica la tienda de regalos más cercana y ofrécele a quien esté a cargo dejarle tus cosas para que las venda. Puedes dárselas a un costo y dejar que ahí fijen el precio final para llevarse una ganancia, o bien, ofrecerles un porcentaje de la venta.

4. Aplicar el ‘regifting’

Siempre puedes guardar un regalo para dárselo a otra persona en la siguiente fecha especial: Año Nuevo, Día de Reyes, cumpleaños, etc. Esta modalidad excluye cosas personalizadas, abiertas o usadas. Solo cuida que quien te lo regaló y quien lo recibirá no se conozcan, pues podría ser bastante incómodo que se den cuenta.

5. Intercambiarlos

Con el boom del comercio justo se ha vuelto a poner de moda el trueque. Hay varios sitios online dedicados al intercambio de objetos, como Truequeweb, que te permiten cambiar cualquier artículo por otro y hasta por dinero.

6. Donarlos

Muchísimas instituciones estarían felices de recibir artículos nuevos en buen estado para sus causas. Puedes llevar esos regalos que no te encantaron a alguna casa hogar, asilo o fundaciones que luchan contra enfermedades. Muchas de éstas quizá no los utilizan como tal, pero organizan ventas para recaudar fondos y esa puede ser tu contribución.

7. Intercambio post-fiestas

Seguro no eres la única a quien que le tocó un regalo que no le gusta, así que puedes proponerles a tus amigos o familia un intercambio en el que la regla sea llevar esos obsequios que no quieren. Será divertido y todos tendrán la oportunidad de llevarse algo que los haga más felices.

Como verás, nada se tiene que quedar en tu casa acumulando polvo, ¡dale nueva vida a esos regalos que no quieres!