La Justicia de los Estados Unidos retiró los cargos contra el hondureño Juan Ramón Matta, quien cumplía con una condena de cadena perpetua desde el año de 1990 por narcotráfico y presunta responsabilidad en la muerte de un agente antidroga.

Retirándole los cargos por el asesinato de Enrique Camarena, dando la certeza de que él siempre dijo públicamente que no tenía nada que ver con el asesinato del agente de la DEA.

Ramón Matta indicó que, “hace tres años gane el caso, todo ha sido una mentira una falsedad, he sufrido lo que ustedes no se pueden imaginar, estuve 23 años en una celda solo en la ciudad de Colorado (EEUU), hora me están tratando bien, estoy en una circunstancia diferente, pero tuvieron que pasar 31 años para poder demostrar mi inocencia de un crimen que no había cometido, como se lo dije a todo el pueblo hondureño y a los medios de comunicación que yo era inocente, esto es muy duro, pero me alegro por mi familia que están muy felices”.

También aseguro que se ha quedado solo, “ningún gobierno desde el año 1988 que me secuestraron y me torturaron, nadie ha dicho una palabra a favor mío”.

Al referirse sobre la muerte del agente de la DEA, enfatizó, “es una pesadilla muy grande que nunca se me va quitar y saber que mi mismo país me entregaron basándose que yo había matado a Camarena porque eso fue lo que declaro ese tipo de Azcona, eso fue lo que él dijo que mejor me entregaban antes de matarme por la muerte de Camarena y que era culpable, yo pienso que ya es hora que el gobierno haga algo por mí”.

“A mí, mi gobierno me entrego,  sin llevarme a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para que me defendiera y poder demostrar mi inocencia, porque aquí ya es muy difícil demostrar que es inocente, yo sigo alegando que soy inocente porque a mí nunca me han agarrado con una migaja de droga, yo no puedo venir a decir que soy un narcotraficante y no entiendo porque los medios de comunicación se refieren “al narcotraficante Ramón Matta”. Enfatizó

Matta detalló que ya es mucho el tiempo que ha estado en la cárcel, pidió al Gobierno de Honduras que le ayude a salir de la cárcel, “Yo tengo 31 años en prisión, y es mucho lo que he estado aquí. Tomando en cuenta que ahora hay un trato de extradición y que a mí no se me siguió ningún proceso, se puede pedir pues que se me envié”.

El gobierno tiene el deber de hacerlo porque ellos me entregaron a mi miserablemente basándose en que yo tenía relación con el asesinato de Camarena, finalizó.

Publicidad