jue. Jul 18th, 2019

La trama secreta de Rusia en las elecciones de EE.UU.

Vladimir Putin

Vladimir Putin

Cuando se hablaba de la ya famosa injerencia rusa en las elecciones de Estados Unidos de noviembre de 2016 no quedaba claro de qué se había tratado. O hasta dónde había operado la larga mano de Moscú en el terreno electoral estadounidense para ayudar a Donald Trump a ganar el sillón en la Casa Blanca. Este lunes un informe del Senado norteamericano aclaró un poco más los tantos.

La campaña de influencia rusa en las redes sociales durante la elección de 2016 hizo un esfuerzo extraordinario para enfocarse en los afroamericanos, usó una serie de tácticas para suprimir la participación de los votantes demócratas y desencadenó una tormenta de posteos en Instagram que superó a sus operaciones en Facebook. Así lo indica el informe de la Comisión de Inteligencia del Senado, citado por The New York Times.

El informe agrega nuevos detalles al retrato que había emergido durante los últimos dos años sobre la energía e imaginación del esfuerzo ruso para influenciar la opinión de los estadounidenses y dividir al país, algo que continúa hoy día.

“Una operación de interferencia activa y en curso permanece en varias plataformas”, dice el informe producido por New Knowledge, una compañía de ciberseguridad basada en Austin, Texas, junto con investigadores de la Universidad de Columbia y Canfield Research LLC. Una campaña rusa aún vigente, por ejemplo, busca influenciar la opinión sobre Siria, promoviendo a Bashar al Assad, el presidente sirio y aliado ruso en un brutal conflicto.

El informe de New Knowledge, obtenido por The New York Times antes de ser difundido este lunes, es uno de dos informes encargados por la comisión del Senado. Se basan en gran medida en datos sobre las operaciones rusas proporcionadas a la cámara Alta por Facebook, Twitter y otras compañías cuyas plataformas fueron usadas.

El segundo informe fue escrito por Computational Propaganda Project en la Universidad de Oxford junto con Graphika, una compañía que se especializa en analizar las redes sociales. El Washington Post fue el primero en informar sobre el informe de Oxford el domingo.

La campaña de influencia rusa en 2016 fue manejada por una compañía de San Petersburgo llamada Internet Research Agency, propiedad del empresario Yevgeny V. Prigozhin, un aliado cercano de Vladimir Putin. Prigozhin y una docena de empleados de la compañía fueron procesados en febrero como parte de la investigación sobre la interferencia rusa que lleva adelante el fiscal especial Robert Mueller.

Los dos informes subrayan que Internet Research Agency creaba cuentas en las redes sociales bajo nombres falsos en virtualmente todas las plataformas disponibles. Un objetivo mayor era apoyar a Donald Trump, primero frente a sus rivales republicanos en la carrera presidencial, y luego en la elección general, y como presidente desde que asumió.

Al crear cuentas diseñadas para hacerlas pasar como de ciudadanos estadounidenses, Internet Research Agency distribuía sus mensajes no solo a través de Facebook, Instagram y Twitter, que han llamado más la atención, sino también a través de YouTube, Reddit, Tumblr, Pinterest, Vine y Google+, entre otras. Sus ataques en los Estados Unidos usaron casi exclusivamente herramientas de alta tecnología, creadas por empresas norteamericanas.

Los investigadores de New Knowledge descubrieron varios ejemplos de operadores rusos creando una audiencia con un tema y luego cambiando a otro tipo de mensajes, con frecuencia más provocativos.

Por ejemplo, la cuenta de Instagram @army_of_jesus_ primero posteó en enero de 2015 imágenes del Show de los Muppets y luego cambió a Los Simpson y para principios de 2016 se enfocó en Jesús. Varios memes asociaban a Jesús con la campaña de Trump y a Satán con la de Hillary Clinton.

La campaña rusa fue objeto de las audiencias del Senado el año pasado y ha sido ampliamente investigada por expertos académicos. Los nuevos informes confirman en gran medida los primeros hallazgos: que la campaña fue diseñada para atacar a Clinton, impulsar a Trump y exacerbar las divisiones existentes en la sociedad estadounidense.

Pero el informe de New Knowledge presta particular atención al foco de los rusos en los afroamericanos, algo que es evidente para cualquiera que examina las colecciones de memes y mensajes.