Si bien todavía falta más de medio campeonato, parece muy difícil que algo altere un desenlace que parece escrito en la Serie A: Juventus se encamina sin dificultades hacia la conquista de su octavo Scudetto consecutivo.

Con Paulo Dybala (fue reemplazado a los 26 minutos del segundo tiempo) y Cristiano Ronaldo como titulares, el conjunto turinés derrotó 1 a 0 como local a Inter, que tuvo en cancha a Mauro Icardi desde el arranque y a Lautaro Martínez en los últimos 14 minutos de este encuentro que abrió la 15ª fecha del certamen.

Un cabezazo en el segundo palo del croata Mario Mandzukic, tras un desborde por la izquierda del portugués Joao Cancelo y una floja marca del ghanés Kwadwo Asamoah, fue suficiente para que el conjunto dirigido por Massimiliano Allegri se quedara con un clásico cerrado y con pocas ocasiones de riesgo.

Esta victoria fue la 14ª en 15 presentaciones de la Juve, que solo cedió dos puntos en la novena fecha del certamen, cuando empató 1 a 1 con Genoa. Los 43 puntos que atesora le permiten liderar con una cómoda ventaja de 11 unidades sobre Napoli, que el sábado recibirá a Frosinone.

la cima. Tan lejos en la Serie A, el objetivo más accesible para los dirigidos por Luciano Spalletti será acceder a los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa: el martes recibirán a PSV y una victoria les dará el pasaje, a menos que Tottenham derrote a Barcelona en el Camp Nou.

Juventus también jugará la próxima semana por el principal certamen de clubes del continente: el miércoles visitará a Young Boys en Berna. Ya clasificados, los turineses necesitan un triunfo para asegurarse el primer puesto sin depender de lo que suceda en el partido entre Valencia y Manchester United.

Publicidad