Con la presencia del secretario de Educación, Marcial Solís; el secretario de Mi Ambiente, José Galdámez; el embajador del Japón, Norio Fukuta, el director de la Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural, Miguel Ángel Bonilla y los Alcaldes Municipales del país, en un acto especial, suscribieron siete contratos de donación para la implementación de varios proyectos.

Estos serían en las municipalidades de Taulabé (Comayagua); Soledad y Jacaleapa (El Paraíso); Azacualpa (Santa Bárbara); Cedros (Francisco Morazán); Orocuina (Choluteca) y  San Marcos (Ocotepeque) respectivamente.

Los proyectos se suscribieron en el marco del Programa de Asistencia para Proyectos Comunitarios “APC”, coordinado por la Embajada del Japón, y los cuales suman una cooperación japonesa por 541 mil 210 dólares, equivalentes a más de 13 millones de lempiras.

Dentro de los siete (7) proyectos firmados, cuatro proyectos corresponden al sector de salud. En Azacualpa y en Orocuina se mejorarán los Centros de Salud, mientras que en Jacaleapa y en Cedros se adquirirán ambulancias nuevas. Además, se implementarán proyectos en el sector de Educación, Agricultura y Medio Ambiente. El proyecto de Soledad es para el mejoramiento del Centro Básico,  en San Marcos  se obtendrá un nuevo camión de recolección de desechos sólidos y en Taulabé se realizará la construcción de una planta de procesamiento del café.

En su discurso, Fukuta expresó que, “es nuestra convicción favorecer al crecimiento y  a la prosperidad de Honduras. Con este propósito, continuaremos creando y apoyando actividades que contribuyan al desarrollo de este hermoso país.”

Solís manifestó que “es un gran placer poder participar de este acontecimiento tan importante que beneficia a nuestros pueblos, a nuestros jóvenes, a nuestros niños de la comunidad. Como Secretario del despacho de Educación, mi objetivo primordial ha sido y será lograr una mejor calidad de enseñanza para nuestros estudiantes. Queremos agradecer infinitamente al Gobierno de Japón por estas importantes contribuciones al área de educación.”

En tanto, Galdámez expresó: “La cooperación para el desarrollo de Honduras por parte de los países amigos es de suma importancia para nosotros. Uno de los socios fundamentales es el pueblo y Gobierno de Japón, quien ha estado contribuyendo en varias áreas en todo el territorio Nacional.”

El desarrollo de este tipo de esfuerzos, permite al Gobierno del Japón reiterar su compromiso de apoyar las diferentes iniciativas y esfuerzos de las municipalidades del país, que concedan mejorar la calidad de vida de sus habitantes, y que en esta ocasión es posible a través del mejoramiento de las instalaciones educativas y de salud, para que los hondureños reciban este tipo de servicios en condiciones dignas y seguras.

Desde 1989, se han ejecutado 529 proyectos a través del Programa APC, un sistema de cooperación japonesa que transfiere asistencia económica para fomentar el desarrollo social de las comunidades de Honduras.  A la fecha, se han transferido en calidad de donación de más de 700 millones de lempiras.

Publicidad