vie. Abr 19th, 2019

Hernández, ‘Hemos salvado la vida de 142,000 personas’

Juan Orlando Hernández

Juan Orlando Hernández

Tegucigalpa.- El presiden­te Juan Orlando Hernández dijo hoy que “en cinco años hemos salvado la vida de más de 142,000 personas” con las estrategias de seguridad del Gobierno y sentenció que “es prohi­bido olvidar a quienes se opusieron a que los soldados salieran a las calles”, porque han contribuido a recuperar la paz y la tranquilidad en el país.

“Si no hubiéramos quebrado la tendencia, hoy tendríamos un país con 150 muertes por 100,000 habi­tantes y eso se traduce en un factor puesto de manera positiva, en que hemos salvado la vida de más de 142,000 ciudadanos hondureños”, reafirmó Hernández, en la ceremo­nia del 193° aniversario del Ejército y de ascenso de oficiales y retiro de la 20° promoción.

“Falta mucho por hacer; debemos llegar a los índices de seguridad de los países más avanzados y por eso debemos seguir trabajando con las Fuerzas Armadas, porque es prohi­bido olvidar a quienes se opusieron a que los soldados salieran a las calles o a los que se opusieron a la Policía Militar del Orden Público y las cárce­les de máxima seguridad”, expresó.

En el acto que se efectuó en el Campo de Parada Marte, el manda­tario aportó que los resultados posi­tivos en materia de seguridad refle­jan la entrega, disciplina, fuerza, de­terminación, sacrificio, trabajo y mu­cho amor a la patria por parte de los elementos de las Fuerzas Amadas.

“Es importante decir: prohibido olvidar, porque si olvidamos corre­mos el riesgo de cometer los mismos errores. Aquellos que descuidaron la seguridad, a los soldados los que­rían en los cuarteles, y nosotros lu­chamos, porque sabíamos que la Pa­tria los necesitaba”, señaló.

El titular del Ejecutivo aseguró que las Fuerzas Armadas y todos los entes que integran la Fuerza de Se­guridad Interinstitucional Nacional (Fusina) han hecho un trabajo ex­traordinario trabajando por recupe­rar la paz y la tranquilidad, sin el cual “no hubiésemos bajado los índices

de violencia en más de 50 puntos co­mo se ha hecho”.

“Lo importante de un Estado es que sus líderes tengan claro que no hay nada más sagrado que la vida de sus pobladores y que no se debe de­jar de atender la seguridad ni un se­gundo, porque eso significa descui­dar un tema vital para Honduras”, relató.

Añadió que “hoy en nuestro país nadie está por encima de la ley, como siempre tuvo que haber sido, y los delincuentes saben que, si no es hoy, será mañana que deberán enfrentar a la justicia”.

“Hace poco más de cinco años, le encomendamos a nuestros valien­tes soldados, hombres y mujeres, quizás la misión más trascendental de nuestra historia: teníamos que re­cuperar la paz y la tranquilidad”, re­cordó Hernández, porque “en 2006 nos convertimos en el país más vio­lento de la faz de la Tierra”.

También recordó que en ese en­tonces había embajadores que con­sideraban al país como un Estado fa­llido, “y la inversión y el turismo se habían alejado, centenares de em­presas cerraron operaciones por el clima de violencia, provocando des­empleo, pobreza, migración irregu­lar”.

Dados los resultados positivos, “no nos equivocamos cuando acu­

dimos a las Fuerzas Armadas para ayudarnos a recuperar la paz y la tranquilidad, y lo gratificante es que en México incluso ahora van a hacer casi lo mismo que hemos hecho no­sotros en Honduras por la confia­bilidad que se tiene en los soldados de las Fuerzas Armadas”, resaltó el gobernante.

“El tiempo nos ha dado la razón y la historia hoy nos exime porque no estábamos equivocados cuando depositamos en ustedes toda nues­tra confianza, cuando les pedimos apoyar a la Policía, que también pa­saba por una de las peores crisis de su historia”, detalló el mandatario.

UN ALTO A LOS CÁRTELES

Hernández subrayó que “fuimos los primeros en dar un paso al frente para pedir a los países productores y consumidores que aceptaran su res­ponsabilidad compartida aunque di­ferenciada en ese fenómeno que en el Triángulo Norte era el causante del 80 por ciento de la violencia”.

Además, explicó que en menos de cinco años se han desarticula­do cárteles como Los Cachiros, Va­lle-Valle, Valle de Sula, cártel de Olancho o cártel del Sur.

“Por eso les dije que a los delin­cuentes se les acabó la fiesta”, desta­có Hernández. Reducción en la tasa de homicidios

El mandatario exhortó a los miembros de las Fuerzas Arma­das a que caminen a la par de la ruta que se han trazado para bus­car la paz y tranquilidad del país.

“Hoy, cinco años después, he­mos reducido más del 50 por cien­to los homicidios y todo indica que este año, habremos reducido la ta­sa de homicidios a 40 muertes por cada 100,000 habitantes”, enfatizó.

“Hace unos días, el subsecreta­rio de Defensa de los Estados Uni­dos, Sergio de la Peña, vino al país y reconoció que la baja en un 50 por ciento de los índices de homi­cidios, en cinco años de la actual Administración, es un éxito del pueblo hondureño, del gobierno y de sus instituciones”, comentó.

El titular de Ejecutivo dijo sentir­se seguro con el apoyo de las Fuerzas Armadas, Congreso Nacional, Poder Judicial, Policía Nacional y operado­res de justicia, porque “vamos, como generación, a entregarle a los hondu­reños un país más seguro”.

“Sigan siendo los amigos del pue­blo, el brazo armado del pueblo, la mano solidaria para el necesitado”, pidió Hernández a los miembros de las Fuerzas Armadas.

Añadió que es una institución sólida, profesional, transparente y comprometida, hoy más que nun­ca, para buscar el beneficio de toda la población hondureña.

El jefe de Estado ahondó en que este es el momento de seguir luchan­do hasta ver una Honduras libre de los flagelos que por años le han afec­tado. Sentenció que “no vamos a re­troceder ni un milímetro en todo es­to que hemos logrado para que cada soldado y su familia viva con digni­dad y con justicia social”.

Las Fuerzas Armadas se han con­vertido en una institución de mucho prestigio y está presente en los mo­mentos que más se le ocupa, ya sea para dar seguridad, paz y tranquili­dad, o para dar una mano amiga a quien lo necesite, agregó el gober­nante.

LOGROS

* Incautación de bienes apro­ximada a L1,000 millones.

  • Se han incautado 14,000 ar­mas de fuego.
  • Se han destruido 233 pistas clandestinas usadas por el nar­cotráfico.
  • Se han desmantelado 14 nar­colaboratorios.
  • Se ha fortalecido el escudo aéreo, marítimo y terrestre pa­ra proteger el territorio de las amenazas del narcotráfico, te­rrorismo y crimen organizado.
  • Se han abierto dos cárceles de máxima seguridad (Moro­celí, El Paraíso, e Ilama, Santa Bárbara).
  • Se ha depurado a más de 5,000 oficiales y agentes poli­ciales, comenzando desde los altos mandos hasta las esca­las básicas
  • Se ha creado y repotenciado nuevas fuerzas de seguridad: Policía Militar de Orden Públi­co, Policía Tigres, entre otros.
  • Se ha apoyado al Ministerio Público en su propósito de ro­bustecer la investigación crimi­nal con la nueva Dirección Poli­cial de Investigación y la Agen­cia Técnica de Investigación Criminal.

“Falta mucho por hacer, debemos llegar a los índices de seguridad de los países más avanza­dos y por eso debemos seguir trabajando con las FF.AA.” Juan Orlando Hernández.