mié. Abr 24th, 2019

Hernádez llega a Brasil a toma de posesión de Bolsonaro

Juan Orlando Hernández

Juan Orlando Hernández

El Presidente Juan Orlando Hernández participará el próximo martes, 1 de enero, en la toma de posesión del nuevo gobernante de Brasil, Jair Bolsonaro, en una ceremonia que se realizará en Brasilia.

En su visita al país sudamericano, a donde llegará mañana lunes, el mandatario hondureño también tiene previsto realizar varias reuniones bilaterales con representantes de países amigos, destacando el diálogo con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

Según lo informado por la embajada de Israel en Brasilia, Netanyahu tendrá el próximo martes reuniones bilaterales con los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández, y de Chile, Sebastián Piñera, así como un almuerzo de trabajo con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Reforzar las relaciones con Brasil

El embajador de Honduras en Brasil, Jaime Güell Bográn, expresó que la presencia del presidente Hernández en la toma de posesión de Bolsonaro manda el mensaje de reforzamiento de las relaciones con Brasil y con América del Sur en general.

Además -dijo el diplomático-, se reforzarán alianzas en temas que interesan a ambos países, entre ellos el precio internacional del café.

Recordó que Brasil es el primer productor mundial de café, por lo que lo considera un buen aliado en la cruzada internacional que ha emprendido el presidente Hernández por obtener un precio justo por la venta del grano en el mercado internacional.

“Todos sabemos que el presidente Hernández realiza una lucha por un precio justo para el café y creo que no hay mejor camino para buscar ese precio justo para nuestro café que hacer una alianza con Brasil porque es el productor más grande”, añadió Güell Bográn.

Consideró que no hay mejor camino para buscar ese precio justo para el café hondureño que hacer una alianza con Brasil, porque es el productor más grande del continente.

Los actos de toma de posesión de Bolsonaro se centrarán en las instalaciones del Congreso brasileño, el Palacio Presidencial de Planalto y en la recepción en la Cancillería del país sudamericano.