jue. Abr 25th, 2019

Cultiva tu buena salud con médico familiar

Médico Familiar

Médico Familiar

El médico familiar es el profesional que brinda atención médica continua e integrada al individuo y a su familia. Esto incluye a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores.

La atención primaria sirve como punto de contacto con el paciente, se realiza independiente de la presencia o no de
enfermedades, ya que está orientada a la prevención, a partir de un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno.

Un especialista puede responder de manera eficaz a aquellas enfermedades que aquejan a una persona en sus diferentes etapas de la vida, explica la Dra. Liza Cardoza, especialista en medicina familiar y cuidados paliativos de
Hospital de la Mujer.

Si existen antecedentes familiares como hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer, sobrepeso u obesidad, esto exige a una persona que se realice chequeos periódicamente para descartar el desarrollo de estas patologías.

“Una de las ventajas de este servicio es que el médico desarrolla un panorama completo de la salud del  paciente, lo cual ayuda a diagnosticar enfermedades con más certeza”, explica Cardoza.


ALGUNOS DE LOS BENEFICIOS DE CONTAR CON UN MÉDICO FAMILIAR SON:

  • Continuidad de atención. Según la American Academy of Family Physicians, los chequeos de rutina con el mismo médico forman una relación beneficiosa para el paciente, porque el especialista desarrolla un panorama completo de la salud del paciente, que le ayuda a diagnosticar enfermedades con más certeza.

 

  • Seguimiento especializado en salud. Un médico de atención primaria también colabora con otros profesionales para estar al tanto de cualquier tipo de atención especializada que necesite el paciente.

 

  • Manejo adecuado de medicamentos. Llevar un tratamiento sin prescripción médica implica altas posibilidades de que surjan alteraciones importantes en la salud. Un médico de atención primaria ayuda a regular los medicamentos que toma el paciente y percibe cambios que puedan causar efectos negativos.

 

  • Ahorro de tiempo. Mientras mejor se conozca el historial médico del paciente, más eficaz es la indicación del tratamiento o chequeos de rutina que este necesite.

 

  • Prevención. El médico de atención primaria puede recomendar pruebas que determinen el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades genéticas como diabetes y cáncer. También sugerir cambios de estilo de vida para reducir ese riesgo.

INVESTIGACIONES HAN DEMOSTRADO QUE LAS PERSONAS QUE SIGUEN UN CONTROL CON UN MÉDICO PRIMARIO TIENEN MEJORES RESULTADOS DE SALUD, INCLUYENDO MENOS MUERTES POR CÁNCER, ENFERMEDADES CARDÍACAS O INFARTOS.