jue. Abr 25th, 2019

Bolsonaro se uniría a Israel para desalinizar el agua

Jair Bolsonaro

Jair Bolsonaro

El presidente electo, Jair Bolsonaro, aseguró hoy que Brasil e Israel harán se asociarán para beneficiar la región Nordeste del gigante sudamericano, una de las zonas más empobrecidas, con proyectos de desalinización del agua y consideró que la negociación entre ambos países está “muy bien encaminada”.

En su cuenta de Twitter, Bolsonaro, quien será investido presidente de Brasil el 1 de enero próximo, afirmó que su futuro ministro de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes, visitará en enero unas instalaciones de desalinización, plantas y oficinas de patentes en Israel, acompañado de su homólogo en ese país del Oriente Medio.

De acuerdo con el futuro presidente, también en enero serán construidas las primeras instalaciones de pruebas para “sacar el agua salada de pozos, desalinizar, almacenar y distribuir para la agricultura familiar” del Nordeste brasileño, a menudo golpeado por fuertes periodos de sequías.

“También estudiamos junto al embajador de Israel y empresa especializada testar tecnología que produce agua a partir de la humedad del aire en escuelas y hospitales de la región”, completó.

Líder de la emergente extrema derecha brasileña, Bolsonaro se consagró vencedor de las elecciones presidenciales celebradas en octubre pasado con un duro discurso contra el “sectarismo ideológico” de los Gobiernos que le antecedieron.

“Libre de las trabas ideológicas, Brasil ahora puede dar los primeros pasos hacia fuera del agujero en el que fue colocado por los últimos gobiernos”, concluyó el futuro mandatario en su mensaje.

Durante la campaña electoral y en las primeras semanas como presidente electo, Bolsonaro expresó en reiteradas ocasiones su deseo en estrechar los lazos con Israel e incluso manifestó su intención de trasladar la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén, siguiendo los pasos de Estados Unidos.

Asimismo, está previsto que el futuro jefe de Estado mantenga el viernes próximo un encuentro con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien ya había confirmado su asistencia a la ceremonia de investidura de Bolsonaro.

No obstante, tras el anuncio la víspera de la convocatoria de elecciones generales anticipadas para el próximo abril por parte del Gobierno israelí en el país, no está claro si Netanyahu mantendrá su agenda de viaje a Brasil.