Los problemas tras la separación de Angelina Jolie y Brad Pitt son d¡cada vez más, pues al parecer nunca tendrán una buen relación.

La fuerte revelación de Angelina causó el rompimiento de la relación de Brad con sus hijos, aunque el niegue que eso haya sucedido.

La guapa actriz confeso a su hijo de 15 años, Pax, que su padre nunca quiso adoptarlo, mensaje que sin duda causó enojo y decepción de Pax. Es preciso mencionar que una fuente afirma que esta confesión rompió la relación entre ambos, aunque Brad sostiene firmemente que el nunca dijo algo así.

Según el actor, lo que en realidad ocurrió es que a él le preocupaba seriamente adoptar a un niño de tres años que no hablara inglés y que estaban a pocos meses de recibir a su primera hija biológica, Shiloh.

Dicha confesión causó mayor tensión entre los actores y sus hijos. Desde que se separaron, Pitt a intentado seguir cerca de sus hijos, pero según información de sus abogados, Jolie ha echo todo por complicar esa relación.

Publicidad