Muchos de nosotros, soñamos con un abdomen bien definido y eliminar de una vez esa molesta barriga o las llantitas que se forman en los costados. El camino hacia el abdomen perfecto no es sencillo porque además de la disciplina de nuestros ejercicios, influye nuestra alimentación y la genética de nuestro cuerpo.

El abdomen bien definido también está sujeto a un cambio de acciones de nuestro diario vivir. Tu abdomen no solo se trabaja en el gimnasio, también en tu oficina, con tu familia y casi en cualquier lugar.

¿Cómo es posible? Te lo detallamos y lo mejor, es que solo necesitas pocos minutos de tu día:

Antes de empezar debemos recordarte que la perseverancia y la fuerza de voluntad es primordial para lograr el objetivo. No desistas, no tires la toalla tan rápido y verás como los resultados se obtienen.

  • Al iniciar tu día, dedícate 10 minutos para realizar rutinas donde trabajes específicamente el abdomen y procura trabajarlos todos (superiores, inferiores, centrales, oblicuos y la cintura). El secreto de su efectividad es que ejercicio debe ser de alta intensidad o conocido como “ejercicios por intervalos”.
  • Las comilonas deben quedar descartadas. Comienza a ingerir alimentos que sean ricos en fibra, proteína, omega 3 y calcio; reduce los carbohidratos; dile no a los alimentos fritos y salados, bebidas alcohólicas y carbonatadas.
  • Bebé agua 30 minutos antes de cada comida. Es importante que seas disciplinado minutos antes de la comida.
  • Estírate por 2 minutos antes de sentarte y ten cuidado con tu postura. Siéntate con la espalda recta, con esto lograrás hacer fuerza en el área que quieres reducir y los ejercicios irán dando frutos.

Nadie dijo que sería fácil, pero si cumples estas sugerencias tendrás abdomen para presumirlo durante un largo rato.

Publicidad