Tegucigalpa, Honduras.

“Aquí no se trata de nombrar un fiscal general a la medida de los que históricamente han gozado de impunidad; aquí el punto es seleccionar un profesional de altas calificaciones profesionales, con una inobjetable trayectoria personal y alejado de las influencias de los grupos de poder político, económico y criminal”, expresó Omar Rivera, dirigente de la sociedad civil.

Exhortó a las diferentes expresiones de la ciudadanía a “dar seguimiento” al proceso de elección del próximo Fiscal General de la República y Fiscal General Adjunto; “es importante monitorear el trabajo que realizará la Junta Proponente y las decisiones que tomarán los parlamentarios en torno al nombramiento del próximo titular del Ministerio Público”.

Rivera, subrayó que en materia de lucha contra la criminalidad, delincuencia y corrupción, la situación está “caliente y no se debe cometer el error de designar a alguien que desacelere el combate a los que transgreden la ley”.

“Sería desacertado que la Junta Proponente proponga una lista de candidatos pletórica de potenciales escuderos y gendarmes de la clase política o las élites empresariales o algo peor, sería catastrófico que se pudiera colar ahí en esa nómina alguien con nexos a bandas del crimen organizado, carteles del narcotráfico, maras y pandillas, o redes corruptas”, expresó.

Publicidad