La leyenda del Real Madrid recibió el Super Balón de Oro en 1989 de la mano de la revista France Football. En ese mismo año, Marco Van Basten fue nombrado mejor jugador de Europa por segunda vez en su carrera deportiva, y el prestigioso semanario francés decidió, además, conceder un premio especial al mejor jugador europeo de las tres últimas décadas.

Para tal especial ocasión, France Football contó con la colaboración de sus lectores a través de votos, de un jurado elegido por el propio medio y de antiguos campeones del Balón de Oro. Entre todos ellos decidieron que el ganador debía ser Alfredo di Stéfano por delante de Cruyff (ganador en 1971, 73′ y 74′) y Platini (1983, 84′ y 85′), que cerró el podio.Más atrás quedaron en número de votos Beckenbauer (1972 y 76′), Keegan (1978 y 79′) y Rummenigge (1980 y 81′).

La Saeta Rubia, como era conocido el mítico delantero madridista, también tuvo el privilegio de ganar el Balón de Oro en las ediciones de 1957 y 1959. Quizás en la presente edición de 2018 otro madridista como Luka Modric se sume a la lista…

Publicidad