Tegucigalpa.- Reconocer la migración como una fuente de progreso, respetar  la dignidad de los migrantes y mejorar la calidad de vida mediante la generación de trabajo son parte de las acciones claves del Plan de Desarrollo Integral suscrito este fin de semana por  los gobiernos del Triángulo Norte y México.

El plan fue firmado por los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández;  Guatemala, Jimmy Morales; México, Andrés López Obrador;  el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz,  y como testigo de honor, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL.

La firma de esta Declaratoria Política es el primer acto oficial del nuevo mandatario mexicano,  quien en su discurso de investidura prometió impulsar junto a Estados Unidos y Canadá el desarrollo de los países centroamericanos y no enfrentar el fenómeno migratorio de forma coercitiva.

“Se trabajará en la creación de un fondo, con el objetivo fundamental de implementar el plan de desarrollo integral que incluya programas, proyectos y acciones específicas a efectos de generar empleos y combatir la pobreza”, dijo el nuevo gobierno de México en un comunicado.

Empleo e ingreso

El presidente Hernández aseguró que esta iniciativa permite abordar el tema migratorio desde los países de origen,  tránsito y destino, a la vez que destacó el programa de inversiones mediante el cual se van a generar oportunidades de empleo e ingreso para la población previniendo  la migración irregular.

Este esfuerzo cuenta con el apoyo de  la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, los cancilleres de la región le darán seguimiento y se reunirán el primer trimestre de 2019 para coordinar  el diseño y crear un fondo que contemple programas, proyectos y acciones específicas a efecto de crear empleos y combatir la pobreza, en la búsqueda de que la migración en el futuro sea una opción y no una necesidad. Su implementación deberá tener consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, así como con el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

Prevención

El Plan de Desarrollo Integral, contempla medidas encaminadas a generar  progreso y oportunidades a nivel local y atacar las causas estructurales de la migración irregular lo que permitirá prevenir este fenómeno que se presenta en la región.

El objetivo de la iniciativa es  impulsar acciones que mejoren la calidad de vida de los pueblos mediante la generación de trabajo digno y bajo una visión social que fomente su bienestar y desarrollo.

Guiados por el principio de responsabilidad compartida, pero diferenciada, los gobernantes están conscientes que  los países no pueden enfrentar los retos de la migración de forma aislada por lo que buscan implementar medidas para que esta  sea segura, ordenada y regular desde una perspectiva regional integral, dándole una atención prioritaria a todo el ciclo que incluye el origen, tránsito, destino y retorno.

En ese sentido priorizan el respeto a la dignidad de las personas migrantes, de acuerdo al derecho internacional, con especial atención en el interés superior del niño y la protección a los derechos humanos, sin importar su condición migratoria.

Además se fortalecerá el combate de los delitos vinculados a la migración irregular, acceso a programas de regularización, medidas de protección internacional y fortalecimiento de la coordinación institucional.

Asimismo, se busca promover vías de migración regular, con pleno respeto y cumplimiento de la normativa y legislación interna de los países y las posibilidades de movilidad a través de políticas que promuevan una migración ordenada y segura.

Esta iniciativa conjunta con México vendrá a fortalecer el Plan Alianza para la Prosperidad  del Triángulo Norte, en el que Honduras ha hecho una inversión de  $ 2,916 millones en los últimos tres años en su ejecución, centrando los esfuerzos en dinamizar el sector productivo, desarrollo del capital humano, fortalecimiento de las instituciones y el mejoramiento de la seguridad y el sistema de justicia.

El problema migratorio cobró mayor vigencia desde que el 12 de octubre miles de hondureños salieron en caravana a Estados Unidos.

La pareja presidencial hondureña fue recibida por el mandatario Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez.

CUATRO EJES PRINCIPALES

El Plan comenzó a estructurarse  en septiembre pasado,  durante una reunión que sostuvieron los  cancilleres de los países participantes en México, teniendo como ejes prioritarios la protección social, educación-empleo-ingresos, integración productiva y adaptación al cambio climático.

PLAN MARSHALL

El canciller mexicano Marcelo Ebrard, explicó que son inversiones con una selección de proyectos con viabilidad en el corto plazo. El ministro agregó que se trata de un proyecto parecido al Plan Marshall -una iniciativa estadounidense de ayuda a Europa tras la Segunda Guerra Mundial- “en cuanto al tamaño del esfuerzo”.

Publicidad