San Pedro Sula.- El in­cremento salarial de la clase ma­quiladora podría darse de forma plurianual, es decir, que en un pe­riodo de tres años se refleje el por­centaje acordado por las partes que buscan consenso.

Así lo informó el titular de la Secretaría de Trabajo, Carlos Ma­dero, en un encuentro sostenido en la zona norte del país entre re­presentantes de la clase obrera y empresarios textiles.

El funcionario enfatizó que el sector maquila es un rubro muy susceptible a los cambios y las de­cisiones que se puedan tomar en torno a las peticiones salariales y temas de competencia deben te­ner en consideración que “es un sector que no compite solo, com­pite con otros países”.

PROPUESTA

La última propuesta de la cla­se obrera es que el aumento sea de un 37.50 por ciento equivalen­te a (2,656.87 lempiras), de manera que por año se haga efectivo un in­cremento de 12.5 por ciento unos (885.33 lempiras).

Lo anterior fue detallado Evan­gelina Argueta, coordinadora na­cional de la CGT , quién además li­dera el grupo que organiza la Red de Sindicatos de la Maquila en Honduras quien asegura que en las mesas de negociaciones ya se inició la parte más crucial donde se presentas propuestas y reciben contrapuestas por parte del sector empresarial.

Bajo esa línea, Argueta explicó que, del planteamiento realizado, la contrapropuesta del empresa­riado textil fue un incremento de un 5 por ciento.

El ofrecimiento de la empresa privada representa un 3 por cien­to menos, al incremento logrado en el salario mínimo del 2018, cu­yo aumento fue de un 8 por cien­to, valor que representa 7,085 lem­piras mensuales devengados a la fecha por los obreros de la indus­tria textil.

Las rondas de negociación de acuerdo a los representantes obre­ros parten del índice inflacionario, mismo que se estima en un 5 por ciento.

En ese contexto, el sindicalis­ta Joel López remarcó el elevado costo de la canasta básica, el des­lizamiento de la moneda, el precio del servicio la energía y el trans­porte, “trancazos a la economía nacional” que han impactado di­rectamente en la clase trabajado­ra, cuestiona.

Es por eso señala el gremialis­ta que “en nuestra propuesta plan­teamos que el incremento debe ser mayor incluso al de hace tres años en que lo suscribimos en el 2015”.

EXPECTATIVA

Al menos 160 mil obreros -de los cuales el 90 por ciento del ru­bro se concentra en la zona nor­te del país- se mantienen a la ex­pectativa de los futuros acuerdos que se desprendan en los próxi­mos días.

Carlos Madero, anticipó que las partes avanzan en las reunio­nes y podrían estar concluyendo con acuerdos positivos esta se­mana.

“La siguiente se­mana vamos a tener instalada la mesa para el resto del sector privado”.  Carlos Madero. Titular Secretaría de Trabajo.

“En los benefi­cios sociales, el sector privado ha ofertado mil primas gratis en los trabajadores para el tema de vivienda”. Evan­gelina Argueta.

DATOS

Para el presente año se apli­có un incremento del 8 por ciento, equivalente a 500 lempiras mensuales. Con el incremento aprobado el sa­lario mensual de los trabaja­dores es de 7,085 lempiras mensuales.

La clase obrera esta intere­sada en consensuar acuer­dos por varios años como se logró en este periodo 2014- 2018.

Publicidad