Tegucigalpa.- El sector importador y representantes de gobiernos han exteriorizado su preocupación y aguarda la espe­ra de que la Reserva Federal (FED por sus siglas en inglés) de los Es­tados Unidos, dé la última subida de tipos de interés de 2018 en su próxima reunión a mediados de este mes, según indican las actas del encuentro de noviembre pu­blicadas recientemente.

Según el exsecretario de In­dustria y Comercio, Juan José Cruz, en la medida que el costo del dinero sea más elevado, es más difícil adquirir nuevos em­préstitos y para un país como Honduras es aún más complejo, debido a que la tasa de interés ori­ginal puede modificarse.

“Se presenta el riesgo que la cuota a pagar como resultado del servicio de la deuda sea mayor y, por lo tanto, la presión por honrar esos compromisos se transforme en una situación insostenible pa­ra nuestra economía”, explicó el exfuncionario.

Entre tanto, miembros de la Comisión de Operaciones de Mercado Abierto (COMA) del Banco Central de Hondu­ras (BCH), están pendientes de esa reunión de la FED como par­te del análisis de la evolución y perspectivas para principales in­dicadores macroeconómicos y fi­nancieros.

El presidente del BCH, Wilfre­do Cerrato, reconoce que las dis­posiciones de la Reserva Federal estadounidense impactan en las empresas, no así en la economía nacional respaldada con finan­ciamiento concesional. No obs­tante, si en 2019 deciden acudir a los mercados habría incrementos de tasas, conforme a lo dispuesto por la Fed.

RELACIÓN COMERCIAL

Por su parte, el presidente de la Federación de Cámaras de Co­mercio e Industrias de Honduras (Fedecámara), Menotti Maradia­ga, es del criterio que las subidas de tipos de interés en Estados Unidos repercuten en Honduras, debido a que los Estados Unidos es el mayor socio comercial.

“La mayoría de importaciones que efectúan los medianos pro­ductores proceden desde los Es­tados Unidos, por tanto, encare­cerían los productos y podríamos perder competitividad”.

En medio de esas expectativas, la mayoría de miembros del Co­mité Federal de Mercado Abier­to de la FED (FOMC) se mostró a favor del alza de las tasas de in­terés “bastante pronto”, siempre y cuando los datos de inflación y mercado laboral coincidieran con las expectativas del organis­mo federal.

“Casi todos los participantes expresaron que probablemente se justificaría otro aumento en el rango objetivo bastante pronto”, señaló la FED en ese documento.

En los encuentros sucedidos entre el 7 y el 8 de noviembre, la FED optó por mantener los ti­pos de interés entre el 2 por cien­to y 2.25 por ciento, después de aumentarlos hasta ese rango en septiembre. En 2018, la FED ha in­crementado los tipos de interés en tres ocasiones, como reflejo de la buena salud de la economía es­tadounidense.

Mientras, el presidente esta­dounidense, Donald Trump, ha criticado repetidamente al ban­co central de su país por la su­bida gradual de los tipos de in­terés.

Publicidad