Honduras pagó en el tercer trimestre de este año 1.155 millones de dólares por las importaciones petroleras, 19,9 por ciento más que en el mismo periodo de 2017, informó hoy una fuente oficial.

La compra de combustibles en el tercer trimestre de 2018 fue superior en 192 millones de dólares con respecto a los 963 millones pagados hasta septiembre de 2017, indicó un informe del Banco Central de Honduras.

Por la importación de diesel los hondureños pagaron 436,1 millones de dólares, 20,4 por ciento más que en el tercer trimestre de 2017, cuando sumó 362,2 millones, detalla el documento.

El Banco Central señaló que la importación de gasolina superior tuvo un coste de 262,2 millones de dólares, es decir, 51,9 millones (24,6 por ciento) más a lo comprado en el tercer trimestre del año pasado, cuando rondó los 210,3 millones.

La compra de búnker, principal materia prima para la generación de energía térmica, le costó al país 187,4 millones de dólares, 9,7 millones (4,9 por ciento) menos que en el mismo periodo del año pasado, cuando ascendió a 197,1 millones de dólares, según el reporte.

Además, indicó que se compraron 138,7 millones en gasolina regular, es decir, 37 millones menos que en el tercer trimestre del año pasado, cuando el país pagó 101,7 millones, añadió el Banco Central.

También señaló que el país centroamericano importó 130,6 millones de dólares en queroseno y gas licuado para uso doméstico.

El alza en la factura petrolera en el tercer trimestre obedece al aumento en el precio promedio internacional de 27,8 por ciento, señaló el Banco Central hondureño sin precisar cuántos barriles de hidrocarburos se compraron en el periodo de referencia. (ACAN-EFE)

Publicidad