ESTADOS UNIDOS. Tras el arribo de la Caravana migrantes a la frontera sur el gobierno del presiden­te Donald Trump ordenó a las tropas hacer uso de “fuerza letal” si es ne­cesario.

El mandato que afloja las restric­ciones de la participación del personal militar en la frontera sur, no fue firma­do por el presidente Trump, sino por su jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, informó el Military Times.

Según la orden de Kelly, conside­rada una “orden del gabinete” se per­mite al personal militar en la fronte­ra “realizar aquellas actividades de protección militar que el Secretario de Defensa determina que son razo­nablemente necesarias”, según el in­forme.

Dentro de las “actividades de pro­tección” se incluyen “: control de mul­titudes, detención temporal, requisas superficiales y el uso de la fuerza letal, cuando esta sea necesaria“, dice la or­den emitida por el gobierno.

Funcionarios de alto rango de la administración dijeron que la orden de expandir el papel del ejército en la frontera provino del presidente, pe­ro fue transmitida por el memoran­do de Kelly.

“La autorización del presidente ga­rantiza que el Departamento de De­fensa pueda intervenir para proteger a quienes nos protegen”, dijo el sub­secretario de prensa de la Casa Blan­ca, Hogan Gidley, en un comunicado.

Hasta ahora la Ley Posse Comita­tus, aprobada en 1878, limita el poder del ejecutivo para usar al Ejército den­tro de sus fronteras.

DESPLIEGE DE TROPAS

Las tropas que el gobierno ha desplegado en la frontera tienen la tarea de defender a los oficiales de la Patrulla Fronteriza y de Adua­nas y Protección Fronteriza de la posible agresión de los migrantes entrantes.

No obstantes las órdenes que permiten que el personal mili­tar se involucre en actividades de aplicación de la ley probable­mente serán impugnadas en los tribunales.

Si bien el personal militar siem­pre tiene derecho a la legítima de­fensa, las órdenes para defender a las agencias de cumplimiento de la ley de terceros no tienen prece­dentes, según el Military Times.

Miles de migrantes que cruza­ron México en en la Caravana Mi­grante, la mayoría hondureños o guatemaltecos, actualmente se en­cuentran en Tijuana. (MEDIOS)

DATOS

Hasta el momento, Trump ha desplegado a la frontera a 5,900 miembros en servicio activo, junto con 2,100 solda­dos de la Guardia Nacional.

Publicidad