El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) Miguel Aguilar, dijo que todos “debemos pagar” la energía que consumimos pues cada kilovatio cuesta $0.18 a la estatal.

“No podemos seguir pagando eso, por lo que se debe llegar a un acuerdo con los generadores, el Estado algo debe hacer para impulsar el proyecto de refundación de la ENEE, señaló.

Sostuvo que en una reunión de la junta directiva central del Stenee se ha interpretado todo el esquema jurídico del sector energía que el país tiene.

“Creemos que el reclamo de muchos consumidores es válido y justo”, reconoció el dirigente.

Igualmente, vemos la legislación aprobada por la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) en la que ordena a la Empresa Energía Honduras (EEH) que cumpla el contrato”, afirmó.

“Nuestra propuesta es que, si en realidad quieren resolver el problema a 197,000 familias que están siendo promediadas, deben modificarse los artículos 77 y 78 de la Ley del Servicio Eléctrico”, agregó.

Por eso, le proponemos a la CREE que con claridad se le diga al cliente que “le instalo un medidor y no le cobro nada hacia atrás”, pero que se establezca en la resolución, planteó.

Lo raro es que por un lado le dicen que se le instalará un medidor y se le dará un ajuste de tres meses, pero por el otro lado, se le dice al consumidor que no está cumpliendo, agregó.

No obstante, Aguilar reconoció que las anomalías bajaron de un 1,870,000 a un poco más de 200,000.

También se debe velar porque EEH cumpla ese reglamento y esa ley pues no hay claridad en la aplicación de las resoluciones, reiteró.

“De los 12,000 medidores que se han instalado a todos los altos consumidores, casi el 20 por ciento lo encontramos hurtando energía, esa energía significaba para la ENEE la fuga de L.453 millones, detalló.

Pero ahora se han instalado más de 320,832 medidores, de los 600,000 que debe instalar EEH, es decir, que ya se llegó a un poco más del 50 por ciento, concluyó.

Publicidad