Honduras tiene las bases para ser la potencia turística de la región y los distritos turísticos serán la gran apuesta para el próximo año, pero dependerá del rol de las alcaldías y las cámaras de comercio local, consideró el ministro del ramo, Emilio Silvestri.

Con datos certificados por organismos internacionales del rubro, el funcionario le explicó el crecimiento de la industria sin chimenea, comenzando por las visitas internacionales, las movilizaciones nacionales, la ocupación hotelera y la llegada de cruceros.

Al mismo tiempo, el funcionario destacó los incentivos fiscales hasta de 15 años en la nueva Ley del Turismo, la inversión sin precedente en infraestructura vial y la promoción y fomento en la administración del Presidente Juan Orlando Hernández.

Con todo el esfuerzo del gobierno, el ministro aclaró que el principal impulsor del turismo es el sector privado, como ocurre en todos los países del mundo referentes en este rubro.

Como ejemplo, expuso que el gobierno ha construido 12 aeropuertos en las principales ciudades del país para facilitar la conectividad turística, lo mismo que ha construido carreteras completas, como la del sur, pero que al final son las alcaldías con las cámaras de comercio locales las que deben promocionar sus bondades.

PRESUPUESTO LIMITADO

Silvestri admitió asimismo que Honduras dispone de un presupuesto limitado, de un poco más de dos millones de dólares (casi 50 millones de lempiras), para promocionar el turismo, contrario a otros países como Costa Rica que invierten al año 45 millones de dólares.

A esto se suma que el presupuesto de la institución a su cargo disminuyó de más de 400 millones en el 2002 a un poco más de 200 millones en el 2018, los cuales, dijo, son fondos generados por la tasa de turismo del 4 por ciento.

Esta misma tasa es un claro ejemplo del crecimiento del turismo en el país, ya que los ingresos suben cada año como producto del incremento de visitantes internacionales y movilizaciones internas, ya que cada vez que un huésped se hospeda paga el 4 por ciento en su factura.

Silvestri consideró que el turismo cerrará con un crecimiento del 6 por ciento con respecto al 2017, favorecido en gran parte por la llegada de los cruceros, las grandes movilizaciones de Semana Santa, la apertura de nuevas plazas y el Feriado Morazánico.

Honduras le apuesta al turismo cultural para visitantes internacionales, especialmente de China y Europa.

INVERSIÓN SIN PRECEDENTES

Gracias a las inversiones del gobierno en mejorar la infraestructura vial, muchas ciudades han cobrado auge y ahora le disputan el mercado a las plazas históricas como La Ceiba, Tela y Puerto Cortés, donde algunos empresarios se quejan por baja de visitantes pero que a su juicio “deben salir a vender”.

En este sentido, mencionó que Trujillo se ha vuelto un fuerte competidor para sus vecinos ya que ahora desde el centro del país se puede llegar al puerto vía a Olancho, en cinco horas, gracias a la carretera que construyó la administración actual. Otra gente deja de ir a las playas del norte porque ahora con la carretera nueva en dos horas están en las playas en el sur.

Como ejemplo similar, el ministro citó el dinamismo de la ciudad de Santa Rosa de Copán, que ha tenido un repunte sin precedentes de visitantes debido a la creatividad del empresariado local de armar paquetes y diversiones todas las semanas y no esperar solo las grandes festividades del año, como ocurre en otras ciudades.

Igualmente, otras ciudades como Comayagua y Gracias están explotando el turismo ecológico y cultural, que a su juicio debería ser la gran apuesta de los municipios para atraer más visitantes extranjeros, que no andan buscando mar y sol.

El gobierno no subsidia el vuelo a España y resultó ser tan exitoso que se explora un vuelo más para el próximo año.

Para el caso, citó que tienen arqueólogos chinos en Copán, capacitando a los operadores locales para estar preparados para el flujo de visitantes chinos que cada día están llegando a Honduras en busca del turismo cultural.

En el caso de los cruceros, el ministro recalcó que cada pasajero gasta por lo menos 90 dólares cuando se baja en las Islas de la Bahía, beneficiando tanto al hotelero, como al taxista y los otros operadores del turismo.

Comparado con los países de la región centroamericana, el ministro confirmó que Honduras ocupa el tercer lugar, seguido de Costa Rica y Guatemala, en cuanto al número de visitantes, pero es el número uno en la llegada de cruceros.

Aclaró que sus datos no son inventados ya que Honduras es signatario de la Cuenta Satélite de Turismo, que es la autoridad mundial en este tipo de estadísticas y a la que solo tiene acceso El Salvador y Nicaragua en Centroamérica.

Silvestri aseguró que el país ha mejorado la percepción de seguridad en el mundo, pero eventos como la crisis post electoral, las tomas de carreteras prolongadas o las caravanas de migrantes están afectando la imagen de país.

Honduras mantiene el primer lugar en Centroamérica con los cruceros que llegan a Roatán.

Para el 2019, la idea es potenciar los distritos turísticos en cuyo plan, a su juicio, el rol protagónico debe estar a cargo de las alcaldías y el empresariado general.

Conforme al plan del próximo año, el gobierno prevé crear las comisiones concesionarias de los aeropuertos para que los municipios y los empresarios locales se hagan cargo y les saquen el mayor provecho, ya que el gobierno hizo su parte al construirlos.

“Nosotros como gobierno construimos las infraestructuras, pero quien debe promocionar son los empresarios y las alcaldías, la verdadera fortaleza es el sector privado, esa es la realidad, quien debería manejar la infraestructura es el sector privado”, recalcó.

Entre los tramos para terminar, el ministro mencionó el corredor El Progreso-La Ceiba-Trujillo-Santa Fe, por la parte costera; La Campa, construcción del muelle de Coyotito y ya está licitado el completar el pedazo del CA-4 antes de llegar a Comayagua.

MITOS Y REALIDADES

El ministro calificó como un mito el dicho que es más caro ir a las Islas de la Bahía que a Miami, porque este año se vendieron paquetes de cuatro días y tres noches con todo incluido con el pasaje, por 349 dólares, y casi diez mil personas lo aprovecharon.

En el caso de los viajes a las ciudades locales, el ministro consideró que las tarifas están elevadas, pero estimó que cuando los aeropuertos pasen al manejo del sector privado y las municipalidades para que crezca la demanda y bajen las tarifas.

También aclaró que el gobierno no subsidia la aerolínea a España y que nunca ejecutó la garantía, que consistía en subsidiar si no llegan a cierto número de pasajeros, y por el contrario, ha movilizado casi 50 mil personas desde que se abrió el año pasado.

Anunció la posibilidad de que se sume un vuelo adicional a partir del próximo año, pero dependerá si Guatemala decide incorporarse al paquete para un recorrido de Madrid-Guatemala-San Pedro Sula.

“Nuestra política es fortalecer los diferentes destinos turísticos del país, ese es nuestro paraguas, no solo Roatán o La Ceiba, sino todo el país, pero repito, el motor del turismo es el sector privado, el gobierno solo puede acuerpar”, subrayó.

Publicidad