PYMES hondureños llaman al gobierno para que proteja a esta industria estableciendo aranceles a las importaciones, principalmente de China continental, porque saturan el mercado con mercadería barata deprimiendo al sector doméstico que lucha por subsistir.

En Honduras existen alrededor de 500 talleres ubicados en distintas zonas del país que producen alrededor de un millón de pares anuales, explicó el fabricante de calzado Otiliano Rodríguez previo a recibir un reconocimiento al emprendimiento por parte del gremio empresarial.

No obstante, lamentó las masivas importaciones que triplican la producción interna: “Lastimosamente existe una importación exagerada de producto de China y de otros lugares”.

El problema “es que no hay regulaciones que apoyen al micro empresario o al zapatero hondureño para que pueda competir”. Argumentó que un zapato de China llega a un precio promedio de tres dólares, casi 70 lempiras al tipo de cambio actual, menor a los costos de los fabricantes hondureños que andan por alrededor de 120 lempiras por unidad.

“Así difícilmente el productor hondureño podrá levantarse, por eso muchas veces el zapato hondureño se le ha considerado de mala calidad, porque el zapatero busca competir con lo más básico”.

Ante esta situación, dijo que como sector están levantando la voz para que las autoridades apoyen de forma específica a los emprendedores aplicando aranceles a las importaciones para proteger la producción nacional.

Los fabricantes están en desventaja también con los países vecinos y citó el caso salvadoreño donde el gobierno compra zapatos fabricados a nivel interno para calzar a la población escolar.

En Nicaragua también existen incentivos parecidos a El Salvador, pero aquí, “la mayoría son importados, nosotros tenemos conocimiento de proyectos que han quedado en el aire, en espera”.

Uno de los pedidos específicos es que “las aduanas regulen las importaciones. Que les pongan un arancel de verdad, porque es imposible que nosotros podamos competir con dos o tres dólares” que resulta ser el precio promedio que entran los zapatos en contenedores al país.

El gerente de Empresas Sostenibles del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Gabriel Molina coincidió con Rodríguez al afirmar que se necesitan políticas estatales para incentivar a este sector que genera miles de empleos a nivel nacional.

Publicidad