Los últimos han sido años de avances para las mujeres de Arabia Saudí. Mientras algunas adquirieron protagonismo frente a las cámaras en algunos canales de televisión, otras recibieron el permiso para manejar sus vehículos sin compañía de un hombre.

Parecen cambios ínfimos para este lado del globo, pero son todo un avance para una de las culturas más machistas del mundo.

Sin embargo, todo indica que los cambios están partiendo, pues las mujeres saudíes se han empoderado para

exigir sus derechos.

1© Proporcionado por Compañía Chilena de Comunicaciones S.A. 1

Ahora, muchas de ellas han sorprendido llevando la ropa al revés. ¿La razón? Las mujeres están dejando ver las costuras de sus ropas como señal de protesta a su libertad a la hora de vestir. #ForcedToWearIt y #BurnTheNiqab (Forzada a usarlo y quemen el velo) son algunos de los hashtag que utilizan al compartir sus prendas invertidas en las redes.

Algunas quieren dejar de vestirse según la hiyab, el código de vestimenta islámico que establece que deben llevar el pelo cubierto y el cuerpo tapado en presencia de los varones adultos. Para muchas, la abaya (capa negra) y la niqab (velo) son parte de una imposición que oprime sus derechos.

2© Proporcionado por Compañía Chilena de Comunicaciones S.A. 2

En concreto, ninguna escritura islámica estable que estas deban ser las prendas a utilizar, pues solo hacen referencia a que “deben cubrirse con una prenda holgada”. Pero en la práctica, esta costumbre ha terminado por institucionalizarse.

Al conocer acerca de esta protesta civil, el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salman, aseguró a la cadena CBS que a las mujeres solo se les exigía “usar ropa decente y respetuosa” y que la abaya no era requisito.

“La decisión la deben tomar las mujeres, que son las que deben decidir qué prendas respetuosas deben llevar”, aseguró.

Publicidad