Si te pasas el día viendo tutoriales de belleza de Youtube, repasando las novedades de Sephora o leyendo revistas de tendencias ya te habrás dado cuenta de que se han puesto super de moda los rodillos faciales de piedras como jade o cuarzo. ¿Todavía no sabes lo que son?

Lo cierto es que son una herramienta de belleza con un diseño retro muy apetecible que recuerda al baño de tu abuela, pero ¿sabes para qué se usa en realidad? Hablamos con la doctora Lamees Hamdan, fundadora y CEO de la marca Shiffa, una de las responsables de poner de moda el aparato, para aprender a usarlo y aprovecharlo al máximo.

“El rodillo de jade estimula la circulación y el drenaje linfático en la cara”, explica. “También ayuda a perfilar los músculos de la cara y reducir arrugas finas. Yo lo utilizo especialmente para reducir la hinchazón de la cara por las mañanas y para darle a mi rostro un aspecto más fino”.

¿Y cómo se usa? Como las cremas, de abajo hacia arriba. “La mejor manera de usarlo es empezar desde debajo de la clavícula y poco a poco ir moviéndolo hacia arriba. [Es importante] drenar la zona linfática del cuello antes de pasar a la cara para conseguir mejores resultados”, dice la experta. ” La piedra más larga se usa por toda la cara y la más pequeña es para el contorno de los ojos”.

Publicidad