La neumonía es la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo.

Hoy, 12 de noviembre, se conmemora el Día Mundial contra la Neumonía, con el propósito de crear conciencia sobre esta enfermedad y el daño que produce a la sociedad.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Estos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que en las personas sanas se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

Síntomas de la neumonía:

  • Dolor en el pecho al respirar o toser
  • Desorientación o cambios de percepción mental (en adultos de 65 años o más).
  • Tos que puede producir flema.
  • Fatiga.
  • Fiebre, transpiración y escalofríos con temblor.
  • Temperatura corporal más baja de lo normal (en adultos mayores de 65 años y personas con un sistema inmunitario débil).
  • Náuseas, vómitos o diarrea.
  • Dificultad para respirar.

Causas de neumonía:

Existen diversos agentes infecciosos virus, bacterias y hongos que causan neumonía, los más comunes son los siguientes:

Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae de tipo b (Hib), el virus sincitial respiratorio es la causa más frecuente de neumomía vírica, entre otros.

Cinco datos que debes conocer sobre la neumonía, según la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • La neumonía es responsable del 15% de todas las defunciones de menores de 5 años y se calcula que mató a unos 920 136 niños en 2015.
  • La neumonía puede estar causada por virus, bacterias u hongos.
  • La neumonía puede prevenirse mediante inmunización, una alimentación adecuada y mediante el control de factores ambientales.
  • La neumonía causada por bacterias puede tratarse con antibióticos, sin embargo, solo un tercio de los niños que padecen neumonía reciben los antibióticos que necesitan.
Publicidad