Monica Lewinsky, quien en los años 90 se hiciera mundialmente famosa por tener un affair con Bill Clinton cuando ella era becaria en la Casa Blanca y él era presidente de Estados Unidos, ha revelado nuevos datos de su relación con el ex mandatario.

Grabó un docuserie (un documental estilo reality) para el canal A&E llamada The Clinton Affair, en la que cuenta nueva información sobre el romance, como que sus encuentros íntimos se llevaban a cabo en el Salón Oval.

Monica también dice que ella y Clinton trataron inútilmente mantener en privado su relación.

“Ambos éramos precavidos. Pero no lo fuimos lo suficiente”, asegura en uno de los teasers transmitidos en el programa Good Morning America.

Además, Lewinsky cuenta que una vez que se supo su affair, el presidente Clinton le advirtió que podría ser llamada como testigo en otro caso de acoso sexual protagonizado por otra chica, Paula Jones.

“Estaba aterrada. Me preocupaba mi familia y que esto se hiciera público”. “Él no me dijo: ‘Escucha, tendrás que mentir aquí’, pero tampoco me dijo: ‘Escucha linda, esto va a ser muy feo y vamos a tener que decir la verdad”.

Monica Lewinsky© Proporcionado por Expansión S.A. de C.V. Monica Lewinsky Monica Lewinsky dice que es momento de contar su verdad.  Getty Images

Pese a que ha vivido años muy difíciles, la ex becaria y ahora conferencista -y una de las más fuertes voceras del movimiento #MeToo- contó a la revista Vanity Fair el motivo por el que decidió hablar a A&E y que tiene que ver con la respuesta de Clinton de por qué tuvo una relación inapropiada con una becaria: “Porque pude”.

Ante ello, Lewinsky respondió: “¿Por qué acepté participar en esta docuserie? Una razón principal: por que pude. A través de la historia, las mujeres han sido ignoradas y silenciadas. Ahora es nuestro momento de contar nuestras historias en nuestras propias palabras”.

En este sentido, Monica habló de la posibilidad de que Clinton se disculpara con ella.

“Lo que me parece más importante es que si se me debe o merezco una disculpa personal es mi creencia de que Bill Clinton debería querer disculparse. Sería un mejor hombre por ello”.

Publicidad