El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, reveló sus aspiraciones políticas, al asegurar que “en cuanto a una posible aspiración presidencial de mi parte, no es tema inmediato, ni siquiera a mediano plazo para mí”.

He dicho que hay cosas más importantes que uno -agregó Oliva-, lo importante es Honduras, estamos en un proceso difícil y necesitamos reformas estructurales profundas desde el punto de vista político electoral. Mi aspiración fundamental ahorita es mi labor legislativa.

En ese sentido, Oliva señaló que se sigue trabajando, con el acompañamiento de asesores de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el documento final para realizar profundas reformas políticas electorales.

“Quisimos que el paquete de reformas electorales fuera lo más objetivo posible; por eso fuimos a Washington a hablar con el secretario de la OEA, Luis Almagro, y le solicitamos que nos acompañara con una asesoría y que se convirtiera en un interlocutor válido con todos los sectores políticos hondureños, y que todos se expresaran sobre qué reformas consideran que debemos hacer”, manifestó.

“Es obvio que le toca al Congreso Nacional tomar esas decisiones después de construir consensos con todas las fuerzas políticas”, dijo Oliva, antes de agregar que “Al final de cuentas el Poder Legislativo es la única entidad que puede, por mandato constitucional, crear, reforma o derogar leyes”.

No es un secreto para nadie -prosiguió diciendo el titular del Legislativo-, que hay todo un interés en realizar profundos cambios estructurales en el Tribunal Supremo Electoral, cambios en el Registro Nacional de las Personas, y otros temas como el de mesas electorales, el voto electrónico y el voto en el extranjero.

“¿Hay consenso con el coordinador de Libre (Manuel Zelaya Rosales), para realizar una consulta popular?”, le preguntaron a Oliva. Su respuesta fue: “Yo no he platicado con don Manuel Zelaya Rosales en los últimos dos meses. Sí tuve una entrevista previa a solicitud de él. Allí le transmití mi inquietud de que el Congreso Nacional debía intervenir el Registro Nacional de las Personas”.

Oliva señaló que dicha intervención va por buen camino, pues “Nos llevará a un sistema de identificación nacional más seguro e incluyente”.

Sobre el tema de la consulta, Oliva dijo que es algo que muchos vienen hablando desde hace un tiempo, pero que todavía no ha recibido una propuesta concreta al respecto.

Y aseguró: “Yo sí soy pro-consulta. Recuerden que yo presidí la comisión de dictamen para realizar las reformas constitucionales del artículo número 5 relacionados al plebiscito y el referéndum en 2011”.

PLEBISCITO Y SEGUNDA VUELTA

El presidente del Congreso Nacional también se refirió al plebiscito y a la posibilidad de realizar una segunda vuelta en las elecciones generales.

Sobre el plebiscito, expresó: “No  creo que valga la pena hacer un esfuerzo tan grande, con una inversión presupuestaria tan alta, para una sola pregunta. Hace poco estuve en Estados Unidos para las elecciones de medio término y hacen diez, hasta quince preguntas”.

En cuanto a la segunda vuelta que piden los liberales, Oliva respondió que “Tienen el legítimo derecho a hacerlo. Mi partido parece que no es partidario de una segunda vuelta. Yo, en lo particular, no le veo ningún problema”.

Finalmente, el titular del Poder Legislativo se refirió al gran diálogo nacional, y aplaudió el hecho que partidos con visiones políticas antagónicas hayan decidido sentarse a dialogar por el bien de Honduras.

El esfuerzo que se ha hecho en el diálogo nacional es válido. Con solo el hecho de sentarse a dialogar muestran mucha voluntad. El diálogo no es un de un día para otro, no es de soplar y hacer botellas. Hay que tener paciencia y tolerancia para llegar a puntos de encuentro. Lo demás vendrá como efecto dominó -opinó-.

“No se van a poner de acuerdo en todo, pero al final de cuentas, el Congreso Nacional tomará todos los insumos para llegar a las mejores conclusiones”, finalizó diciendo.

Publicidad