A la distancia, y a horas de que su Dorados de Sinaloa dispute la ida de la final por el ascenso en México, Diego Maradona criticó duramente la decisión de la Conmebol de disputar la final de la Copa Libertadores en Madrid, a diez mil kilómetros de Buenos Aires.

“Yo quiero decirle a este Alejandro Domínguez qué carajo tengo que ver yo si mi familia quiere ir a ver un partido de Boca-River y tengo que llevarla a Madrid. ¿Qué somos todos Macri?”, comenzó el entrenador en un audio enviado a Radio La Red.

Y siguió: “¿Sabés lo que cuesta eso? Después dicen que no hay plata para pagarle a Martino, que no le pagaron a Bauza…”.

“Pero hijo de p***. Poné seguridad y hacelo en la cancha de Vélez. Son la lacra del fútbol“, arremetió Maradona.

Maradona ya se había expresado a través de su cuenta de Instagram. “Yo espero que la Conmebol actúe de manera seria y dé por campeón a Boca de la Libertadores. Más allá del amor que tengo por el club, hay un reglamento que hay que cumplir”, argumentó.

Este jueves, dos días después de la reunión con Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici, los presidentes de River y Boca, la Conmebol -a través de su Tribunal Disciplinario- multó a River económicamente, sancionó al Monumental con dos partidos sin público y reprogramó la final para el domingo 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu.

Todo ocurre en la previa de un partido importantísimo para Diego en México. Dorados de Sinaloa recibirá en Culiacán al Atlético de San Luis. La revancha se disputará el domingo.

Publicidad