El vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), Luis Antonio Guimarães, dijo que ese organismo no será un “instrumento” de la lucha de clase política hondureña.

La MACCIH “no puede y no va a ser instrumento de la lucha política hondureña”, la cual existe “en todos los países”, subrayó Guimarães a los periodistas en Tegucigalpa.

Señaló que la MACCIH es una misión de “trabajo” con el Ministerio Público y la Justicia de Honduras, por lo que tiene que “ver todos los casos con profesionalismo y parcialidad”.

Guimarães dijo que el Ministerio Público de Honduras debe trabajar de “manera profesional como lo está haciendo” y que el Poder Judicial tenga “el profesionalismo y la independencia para apreciar todos los casos”.

Aseguró que la MACCIH, que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), sigue trabajando

Sobre una denuncia presentada este miércoles por el Consejo Nacional Anticorrupción relacionada con el sistema de Salud, Guimarães indicó que la información debe tener la “debida atención” del Ministerio Público.

Destacó el “rol importante” del ente en el combate a la corrupción en Honduras y dijo que el desafío de los casos de investigación criminal “no son fáciles”, por lo que se tienen que hacer “con profesionalismo, calma”.

El Consejo Anticorrupción denunció este miércoles que entre 2015 y lo que va de 2018 investigó varios casos de corrupción en el sistema de Salud de Honduras que causaron un perjuicio económico de 293,5 millones de lempiras (11,9 millones de dólares).

“El 49 por ciento del monto investigado ha constituido una afectación al erario público, es decir, de cada 100 lempiras (unos 4 dólares), los corruptos nos roban 49 lempiras (unos 2 dólares) de la Secretaría de Salud”, según la investigación del ente anticorrupción.

Publicidad