El presiden­te del Banco Central de Honduras (BCH) Wilfredo Cerrato, dijo que hay 32,624 millones de lempiras de inversiones voluntarias o liquidez en el sistema bancario nacional, es de­cir un 7% más que hace 3 años.

Recordó que, en diciembre del 2015, las inversiones voluntarias o la liquidez era de 30,464 millones de lempiras, hoy es de 32,624 millo­nes, es decir 2,160 millones de lem­piras más.

Ahora se registra un mayor cre­cimiento económico y eso ha permi­tido más ahorro y una mayor liqui­dez, precisó.

También -y eso no se puede des­conocer- porque antes el déficit fis­cal ascendía a un 8%, más o menos 35 mil millones de lempiras negati­vos, dijo. Mientras tanto, hoy el dé­ficit fiscal anda en menos de 15 mil millones de lempiras, es decir, que se redujo en unos 20 mil millones de lempiras, aseguró.

“Si no hubiéramos puesto en or­den el tema fiscal no existiera esa li­quidez, que es superior a la de hace unos 3 años”, expresó.

 INFLACIÓN

Por mandato y por ley, el Ban­co Central es el que debe contro­lar la inflación, pero hay una línea muy fina entre crecer e impedir que la inflación se vaya hacia arri­ba, dijo.

Comentó que el control de la inflación y crecimiento económi­co son dos factores que no siem­pre pueden ir a la par y el éxito de la productividad es tener un ba­lance entre ambos.

El control de inflación es a tra­vés de una política monetaria y el crecimiento económico a través de una política fiscal, detalló.

En ese sentido, ilustró que Es­tados Unidos está creciendo más de lo esperado, pero ya su reserva federal ha empezado a tomar me­didas. Y es que la inflación se les puede ir de las manos.

No obstante, a principios de año tomamos el riesgo de soltar más dinero, a través del progra­ma de vivienda, a pesar de las esti­maciones que teníamos del precio del petróleo y las presiones sobre la inflación, de acuerdo a Cerrato.

Publicidad