Inicio Deportes Las siete diferencias entre Solari & Lopetegui

Las siete diferencias entre Solari & Lopetegui

Solari & Lopetegui

Julen Lopetegui y Santiago Hernán Solari. Dos entrenadores, dos estilos, dos manera diferentes de concebir el fútbol. Estas son las siete principales diferencias entre ambos.

Antonio Pintus para empezar

Una de las primeras decisiones de Santiago Hernán Solari, cuando supo que se iba a ser el elegido para sustituir a Julen Lopetegui en el banquillo del Real Madrid, fue nombrar Antonio Pintus como preparador físico. Un golpe de efecto que le ha servido a Solari para ganarse a la plantilla madridista.

Pintus llegó al conjunto blanco de la mano de Zinedine Zidane en 2016. Ambos habían coincidido en la Juventus en la última temporada del francés como jugador ‘bianconeri’ y Zidane tuvo claro que le quería a su lado cuando relevó a Rafa Benítez en febrero de 2016. El pasado verano, cuando el técnico anunció que no seguiría entrenando al Real Madrid el preparador físico italiano pasó del césped a los despachos. Julen Lopetegui tenía su propio equipo de trabajo y Pintus quedaba a una segunda línea. La nueva situación es aplaudida por los jugadores del Real Madrid, que no habían conectado con Óscar Caro de la misma manera que con Pintus.

La nueva etapa de Vinicius

Para Vinicius Junior comienza una nueva etapa en el club. Julen Lopetegui relegó al brasileño de los 45 millones de euros al filial. En opinión del técnico vasco necesitaba tiempo para adaptarse al fútbol español y a un equipo como el Real Madrid. Su bagaje en tres meses de competición se resume en siete convocatorias por el primer equipo y 13 minutos jugados.

Su situación era diferente en el Real Madrid Castilla de Solari. El brasileño era la estrella indiscutible. Jugó 441 minutos en cinco partidos y marcó cuatro goles en Segunda B, una categoría que se le queda pequeña. El nuevo entrenador del Real Madrid conoce a la perfección a Vinicius y cuenta con él. “Vini es un jugador más. Es un chico joven y muy talentoso. No hay jugadores en la primera plantilla que no tengan nivel”, asegura Solari.

Titularidad para Courtois

Keylor Navas será titular este miércoles en el partido de Copa del Rey ante el Melilla, pero el debate en la portería llegó a su fin. Santiago Solari ha elegido y su primer portero será Thibaut Courtois. La gestión de la portería fue un quebradero de cabeza para Julen Lopetegui. Por un lado tenía a Keylor Navas, uno de los jugadores importantes en los éxitos conseguidos por el club en los últimos años y muy querido por sus compañeros. Por otro estaba Courtois, fichaje estrella de la temporada, que llegaba con el aval de haber sido nombrado mejor portero del mundo. La decisión de Lopetegui fue darle al belga la Liga y la Copa del Rey y al costarricense la Champions. Con Solari hay cambio de planes. La Copa será para Keylor. La Liga y la Champions corresponderán a Courtois.

Falta de experiencia

Santiago Hernán Solari colgó las botas de futbolista en 2011. Solo siete años después se sienta en el banquillo del club más laureado del mundo. Una carrera meteórica como entrenador que comenzó en 2013. A mediados de ese año entró La Fábrica para asumir las riendas del Cadete B del Real Madrid, luego vino el Cadete A, el Juvenil B, el Juvenil A y desde 2016 era el máximo responsable del Real Madrid Castilla.

Julen llegó al club con un currículum más amplio. Había entrenado al Oporto y a la selección española y se presentaba en el Real Madrid con 98 partidos dirigidos al máximo nivel. También había trabajado en el Rayo, el Real Madrid Castilla y en las categorías inferiores de la Federación Española de Fútbol. No le valió de nada. El técnico solo ha aguantado 14 partidos en el cargo.

La nula experiencia de Solari como técnico de élite puede ser un hándicap. Aunque el ejemplo de Zidane, que tuvo un recorrido casi idéntico al del argentino, es el principal argumento al que se aferran en la casa blanca.

Estilos distintos

La primera rueda de prensa de Santiago Solari como técnico el Real Madrid fue una declaración de intenciones. “La idea es ir a Melilla y jugar con dos cojones”. Julen Lopetegui es un entusiasta del fútbol de toque, como demostró durante su etapa en la selección española. Al conjunto blanco se le ha acusado de falta de carácter en algunos partidos y eso parece que no va a suceder en la nueva etapa. Solari quiere que su equipo sea protagonista con el balón, pero también que juegue con pasión. Un concepto muy del gusto de la afición madridista. “Este es un juego muy pasional y es difícil contenerse”, asegura.

Gestión del vestuario

Sergio Ramos lanzaba un aviso minutos después de la dura derrota sufrida ante el Barcelona: “La gestión de vestuario es más importante que el conocimiento de un entrenador”. Con esta manifestación, el capitán del Real Madrid dejaba clara la cualidad principal debía tener el sustituto de Julen Lopetegui. El extécnico del Real Madrid no ha sido capaz de hacerse con las riendas del vestuario. En la selección tuvo grandísimas figuras, pero no es lo mismo el trabajo de seleccionador, que se junta con su grupo durante un tiempo limitado que estar día tras día con los jugadores. La gestión es diferente

A Del Bosque lo admiro por su capacidad de gestión del grupo humano, que en el fútbol es tan importante como los entrenamientos”

Solari (en una entrevista a Gráfico en 2016)

Solari parte con ventaja en este aspecto. En su etapa de jugador ha convivido con futbolistas ‘Galácticos’ como Zidane, Figo, Ronaldo o Beckahm. Sabe perfectamente cómo son, cómo sienten y cómo piensan jugadores de esas características. Ese aprendizaje adquirido en su época de jugador le puede venir muy bien ahora como entrenador. Además tuvo como maestro a Vicente del Bosque, un espejo en el que mirarse. “A Del Bosque lo admiro y lo respeto muchísimo por su capacidad de gestión del grupo humano, que en el fútbol profesional es tan importante como el diseño de entrenamientos”, manifestó Solari en una entrevista a Gráfico en 2016.

Manera de transmitir

Desde el minuto uno ha quedado claro que Solari llega con nuevo bríos. Solo hace falta ver su primera rueda de prensa y su primer entrenamiento con el equipo para darse cuenta del cambio. El argentino apela a lo emocional, lo pasional. Sus mensajes son más claros y directos. De esta manera pretende inculcar mejor su mensaje tanto a los jugadores como al exterior del vestuario. Este aspecto era uno de los debe de Julen Lopetegui, al que se le acusaba de no transmitir correctamente su mensaje. No solo en sala de prensa ante los medios, sino también cuando se dirigía a sus futbolistas.

Publicidad