Está probado que de 1994 a 1998 la Juventus usó de forma sistemática medicamentos y sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento de sus jugadores, que llegaron a disputar tres finales de la Liga de Campeones de forma consecutiva (1996, 1997 y 1998). Veinte años después, el Real Madrid logra encadenar tres títulos seguidos de la máxima competición continental. A raíz de las sospechas que han surgido ahora por las irregularidades cometidas por el capitán madridista, Sergio Ramos, en dos controles antidopaje, según desveló ‘Football Leaks’, ¿qué tienen en común ambos episodios?

Dos nombres propios: Zinedine Zidane, el técnico que logró que el Real Madrid encadenara tres Champions consecutivas, formó parte de aquella ‘sucia’ Juventus, y Antonio Pintus, preparador del equipo madridista desde el arranque de la temporada 2016/2017, fue el responsable de la preparación física de la Vecchia Signota durante ese oscuro periodo. La presencia de Sergio Ramos, Zidane y Pintus en la ecuación alimentan las dudas ahora sobre la ‘pureza’ de las dos últimas ‘Orejonas’ conquistadas por el equipo madridista.

‘Football Leaks’ difundió a través del semanario alemán ‘Der Spiegel’ las presuntas irregularidades cometidas por Sergio Ramos en dos controles antidopaje -el primero de ellos precisamente minutos después de haber concluido la final de 2017 que se disputó en Cardiff-. Se da la curiosa coincidencia de que en el banquillo del Real Madrid se sentaban ese día dos personajes a los que la mancha del dopaje persigue desde que la justicia italiana puso al descubierto la trama de dopaje que durante cuatro años estuvo presente en el vestuario de la Juventus. Pintus era el preparador físico y Zidane, que aterrizó en Turín el verano de 1996, su gran figura.

El Tribunal Supremo italiano consideró probado en 2007 que el club turinés usó de forma indebida medicamentos para mejorar el rendimiento de sus jugadores. La Fiscalía denunció el uso sistemático de EPO. Riccardo Agricola y Antonio Giraudo, médico y administrador delegado de la Juventus, respectivamente, salieron impunes de aquel episodio gracias a que el Supremo consideró prescrito el delito de fraude deportivo. Pero las dudas sobre aquel equipo que dominó el panorama europeo en aquel trienio son evidentes.

Las sospechas ahora se ciernen sobre el equipo que ha dominado la Champions League en el último trienio de la mano de Zidane. El técnico francés ‘fichó’ a Pintus nada más concluir su primera campaña en el primer equipo madridista, el verano de 2016, y el preparador físico italiano ha recuperado el protagonismo tras la llegada de Santiago Solari, después de que Julen Lopetegui lo apartara del día a día y dejase la preparación física en manos de su hombre de confianza Óscar Caro.

Publicidad