La Juventus dio un nuevo paso para revalidar el título de liga tras derrotar este domingo al Milan en San Siro (0-2). Los ‘bianconeri’, con Bonucci en el banquillo tras su polémico regreso a Turín tras un año con los ‘rossoneri’, se bastaron con los tantos de Mandzukic Cristiano Ronaldo para seguir comandando la Serie A con 34 puntos, seis más que el Nápoles.

El partido arrancó con una alta presión por parte de ambos equipos, aunque con bastantes imprecisiones. Pese a ello, un medido balón centrado por Alex Sandro lo cabeceó a la perfección un Mandzukic que se aprovechó de la pasividad defensiva de Ricardo Rodríguez. Era el minuto 8 y la Juventus ya había logrado su propósito de marcar primero en Milán. Una ventaja soñada por Massimiliano Allegri, pues tras anotar el 0-1, ya no dejó escapar el triunfo.

Los ‘rossoneri’ no supieron reaccionar tras el golpe encajado, aunque tuvieron una inmejorable ocasión para empatar tras un penalti por manos de Benatia pitado a instancias del VAR. Higuaín lanzó desde los once metros pero su excompañero Sczeszny le adivinó el lanzamiento y desvió el balón hacia el poste.

En la reanudación, el Milan mejoró su imagen pero estuvo más cerca el 0-2 turinés que no el gol del empate lombardo. Dybala mandó el balón al poste tras un lanzamiento de falta, mientras que Cristiano Ronaldo recorrió todo el campo en un contragolpe en el que finalmente no pudo batir a Donnarumma.

Pero el portugués no dejaría escapar la siguiente oportunidad de marcar en un estadio tan emblemático. Fue en el minuto 80 cuando Joao Cancelo soltó un zapatazo que el joven portero del Milan rechazó como pudo, dejando el balón muerto para que CR7 fusilara a placer para sentenciar un partido que quedó empañado por la roja de un Higuaín que, fruto de su impotencia tras un mal partido, perdió los nervios tras una clara falta sobre Benatia.

Publicidad