Des­de Comayagua ya exportan la cerveza fabricada a base de ca­fé, al exigente mercado de Es­tados Unidos.

El inventor y productor de esa marca, Óscar Aguilar, di­jo que todo empezó cuando se proyectaba incursionar en los cafés especiales en el mercado nacional o internacional.

El objetivo era el de no de­pender en forma absoluta de la bolsa de valores de Nueva York, donde el precio de ca­fé está a $108 y eso no cubre los costos de producción que nosotros tenemos en nuestras fincas, argumentó.

Recordó que en algunos viajes que hizo al exterior, se encontró con la mala noticia de que había café almacenado en bodegas de cosechas ante­riores que aún no había podi­do ser vendido.Luego entraba el café de la nueva cosecha y había que mezclar los dos cafés para po­derlo vender, agregó.

Entonces, les propusimos que había otra opción y era el de crear otro tipo de bebidas que no fuera el de café calien­te, sostuvo. Ellos me preguntaron qué tipo de café se podría elaborar y yo les dije que, en cerveza y vinos, relató.

Después, les presentamos la propuesta en forma oficial, así como las muestras de ca­fé y el proceso que se puso en práctica en nuestras fincas, afirmó.

Publicidad