Inicio Noticias Nacionales Hernández, pide aplicar la ley a ‘Coyotes’ de Caravana

Hernández, pide aplicar la ley a ‘Coyotes’ de Caravana

La aplicación severa de la ley a quienes organizan, incitan y promueven las movilizaciones migratorias irregulares con fines políticos o criminales solicitó el Presidente Juan Orlando Hernández, luego de sostener una reunión de trabajo con su homólogo guatemalteco, Jimmy Morales.

“En consideración a esos peligros (que corren en la caravana irregular) y daños humanos que gente inocente ha sufrido por estos engaños, el gobierno de Honduras considera que para los países del Triángulo del Norte, México y Estados Unidos, debe ser una alta prioridad la investigación de los responsables de estas movilizaciones irregulares”, enfatizó el gobernante hondureño.

En ese sentido, agregó que “se debe aplicar la ley con severidad a quienes organizan, incitan y promueven con fines políticos o criminales, organizar, estas movilizaciones, violentando las leyes migratorias de múltiples países. Hacemos esta petición en el marco del respeto e independencia de cada país y de sus Ministerios Públicos”.

Hernández agradeció el apoyo del gobierno de Morales en la asistencia humanitaria y retorno seguro de miles de compatriotas hondureños que lograron entender a tiempo que estaban siendo engañados y utilizados con fines políticos, por lo cual decidieron regresar voluntariamente al país.

“Los organizadores (de la caravana) le prometieron a nuestros compatriotas que recibirían dinero, comida y transporte durante toda la ruta y fueron aún más allá al inducirles a montar la caravana con la mentira de que todos recibirían visas humanitarias o refugio para entrar a los Estados Unidos”, lamentó el titular del Ejecutivo.

En la reunión efectuada en Casa Presidencial, ambos mandatarios fueron acompañados por las primeras damas, Ana García de Hernández e Hilda Patricia Marroquín de Morales, así como las ministras de Relaciones Exteriores, María Dolores Agüero (Honduras) y Sandra Jovel (Guatemala), entre otros funcionarios.

A continuación el mensaje completo del Presidente Hernández en la comparecencia de prensa realizada luego de concluida la reunión bilateral de trabajo entre ambos gobernantes:

“Quiero esta mañana agradecer al presidente Jimmy Morales por esta reunión de seguimiento, la cual es complementaria a la que tuvimos en Ciudad Guatemala el pasado 20 de octubre y en la que definimos estrategias para el retorno seguro y ordenado de nuestros compatriotas.

El sábado 13 de octubre, centenares de hondureños fueron organizados para movilizarse de manera atípica hacia los Estados Unidos, con falsas promesas y engaños.

Muchos de nuestros hondureños salieron con sus hijos en brazos. En esa movilización iban niños con discapacidad, adultos mayores y mujeres embarazadas.

Todos fueron engañados por dirigentes políticos sin escrúpulos. Ellos mismos aceptaron en medios nacionales e internacionales haber organizado esta movilización pero luego, al ver la crisis humanitaria provocada y ante el temor de enfrentar la justicia, intentaron negarlo.

Los organizadores les prometieron a nuestros compatriotas que recibirían dinero, comida y transporte durante toda la ruta y fueron aún más allá al inducirles montar a la caravana con la mentira de que todos recibirían visas humanitarias o refugio para entrar a los Estados Unidos.

Gracias presidente Morales por su disposición y la de todos sus equipos de trabajo para enfrentar una crisis provocada por quienes organizaron una movilización atípica, con fines eminentemente políticos, poniendo en grave peligro la seguridad e integridad de nuestros compatriotas, y toda su colaboración en apoyarnos en el retorno de nuestros compatriotas.

RETORNO SEGURO

A la fecha, la mayoría de hondureños que salieron en esa movilización y que rápidamente se dieron cuenta del engaño, ya han retornado al país, de forma segura y pacífica, gracias a las acciones conjuntas que hemos desarrollado con los gobiernos del presidente Jimmy Morales y del presidente Enrique Peña Nieto.

Al 2 de noviembre, en el marco del Plan Retorno Seguro, teníamos el reporte de 6,521 retornos voluntarios, de los cuales 3,639 eran adultos y 2,882 menores de edad (2,552 procedentes de Guatemala).

De estos menores de edad, tenemos el reporte de que 270 se habían ido solos, es decir, en la condición de Menores no Acompañados.

Reconocemos que todos ellos eran hondureños con sueños y anhelos, que tienen el legítimo derecho de vivir en mejores condiciones, con empleo, con prosperidad, con seguridad.

Es por ello que desde el primer momento que se gestó esa movilización, independientemente del interés que tenían quienes la promovieron, como gobierno nos comunicamos con los presidentes y máximas autoridades de los países de tránsito y destino, para pedirles que a todos se garantizase un trato digno y humanitario para nuestra gente.

Gracias presidente Morales y a todo el pueblo guatemalteco por haber acogido a nuestros compatriotas, gracias por haberles suministrado alimentos, recibirlos y protegerlos con solidaridad y hermandad mientras estuvieron en su territorio; gracias por haber colaborado con tanta diligencia para el retorno seguro y ordenado.

De igual manera quiero agradecer al presidente Enrique Peña Nieto y al pueblo mexicano por la asistencia humanitaria brindada a nuestros compatriotas. Todos los hondureños fuimos testigos de la valentía del miembro de la Naval mexicana al rescatar a nuestro compatriota quien estuvo a punto de perder la vida por ahogamiento. Hecho heroico que recocemos y agradeceremos por siempre.

FENÓMENO HISTÓRICO

Si bien la caravana es un movimiento organizado y promovido por intereses políticos, estos organizadores están aprovechando las circunstancias que han existido durante décadas:

La migración irregular es histórica. La gran diferencia en esta ocasión es que, mientras otros actores aprovechan el sufrimiento de otros por sus ambiciones políticas, en este gobierno estamos enfocados en las acciones humanitarias, solidarias, y en atacar las causas estructurales de la migración irregular.

Incluso los organizadores de las caravanas perfectamente saben que desde hace varias décadas los países de Centroamérica hemos sido una zona de migrantes de origen y de tránsito. Cada día, centenares de personas abandonan sus países en busca de mejores oportunidades, otros lo hacen pensando en la reunificación familiar.

Los organizadores conocen de primera mano que esta realidad no es nueva. Ya que vieron que desde enero de 2006 a mayo de 2009 más de 279,000 hondureños que habían migrado fueron retornados desde México y Estados Unidos. Es decir, 80,000 compatriotas por año (más de 200 por día).

Una diferencia fundamental con lo que sucedió entre el 2006 y el 2009, es que en ese período el gobierno no atendió, ni recibió, a los casi 300,000 hondureños retornados, ni con la dignidad, ni la asistencia, ni la humanidad que cada uno merecía y necesitaba, y que era la obligación del gobierno. Incluso, sencillamente, estos compatriotas eran abandonados en la frontera de Honduras, y en lugar de ser recibidos, eran dejados a la intemperie y a la disposición de las redes de tráfico.

Hoy en día contamos con tres centros de atención al migrante retornado, los cuales son referentes en la región por la atención articulada, integral y, sobre todo, humanitaria que reciben los hondureños que retornan a nuestro país.

El centro de atención al migrante retornado de Omoa es un bien incautado al narcotráfico, es decir, un bien que era utilizado por el mal ahora está a disposición de una población sumamente vulnerable.

Contamos con una atención especializada para los niños, niñas, adolescentes y unidades familiares en el centro de San Pedro Sula llamado Belén. Asimismo recibimos con dignidad a nuestros hondureños que retornan desde Estados Unidos vía aérea en el centro de La Lima.

En cada uno de estos centros reconocemos que, más allá de las cifras, cada número representa una vida, un ser humano y detrás de él, su familia. Es por ello que todos son recibidos con brazos solidarios, alimentación, vestuario, atención médica y sicológica, incluyendo transporte hasta su lugar de origen.

Es además importante destacar que desde el 2014 hemos visto una reducción paulatina de los flujos migratorios de nuestro país, con excepción de este año 2018 donde hemos visto un incremento; sin embargo, los números siguen siendo más bajos que cuando iniciamos el gobierno en el 2014. Esto significa que, a pesar de que aún queda muchísimo por hacer, los grandes esfuerzos que hemos hecho han incidido positivamente y por ello el tema migratorio continuará siendo una prioridad.

Publicidad