Inicio Deportes “Ganar la Champions está en la cabeza del Barça”

“Ganar la Champions está en la cabeza del Barça”

Greg Baker

El exfutbolista Anderson Luis de Souza ‘Deco’ opina que “la sensación de ganar la Champions está otra vez en la cabeza de los jugadores del Barça” tras caer en los cuartos de final de las tres últimas ediciones y que su capitán, Leo Messi, no dudará en decirlo claramente.

“La actual generación, con jugadores que ya la ganaron como Gerard Piqué, Leo Messi o Sergio Busquets, está en su mejor momento, juegan un fútbol increíble y el equipo se está armando otra vez”, asegura el excentrocampista azulgrana en una entrevista con la Agencia Efe.

Deco está estos días en Barcelona como embajador de la UEFA Champions League Trophy Tour, una gira del trofeo de la Copa de Europa por diferentes ciudades europeas, que permite a los aficionados ver de cerca a ‘La Orejona’ y conocer la historia de la máxima competición europea de clubes.

El exjugador portugués considera que aún es “pronto” para ver qué opciones puede tener el equipo de Ernesto Valverde de levantar en el Wanda Metropolitano su sexta Liga de Campeones, aunque ve a la plantilla azulgrana jugando “un buen fútbol” como se vio en la goleada al Real Madrid (5-1) en la última jornada.

El portugués, ganador de la Liga de Campeones con el Oporto (2004) y el Barcelona (2006), considera que la Liga y la Champions son torneos distintos, que en el caso de la segunda “no siempre gana el mejor equipo”.

La Liga siempre la gana el mejor equipo, el más estable; y en la Champions no siempre es así. Puedes tener un punto de suerte y que los jugadores importantes lleguen bien físicamente en el momento en que se deciden las cosas, que creo que fue lo que le pasó al Real Madrid en las últimas ediciones”, comentó el jugador.

En ese dominio madridista de las últimas ediciones, Deco piensa que Cristiano Ronaldo estuvo “en su mejor momento”, algo que no ha sido “fácil” para el Real Madrid, y que la pérdida de un jugador de su categoría o de la de Leo Messi, cuando ésta se produzca, “hace daño a cualquier club del mundo y no es fácil asumirlo”.

No ve en el actual panorama futbolístico Deco jugadores capaces de sustituir a Cristiano Ronaldo o a Messi: “Es imposible hoy en día encontrar jugadores que garanticen 40 o 50 goles por año, que siempre marcan en los partidos decisivos, imponen tanto a los rivales y asuman el liderazgo. Yo no los veo”.

Deco no ve “ningún problema” en que Santiago Solari sea el entrenador del Real Madrid lo que resta de temporada, y lo compara con los casos de su técnico en el Barcelona, Frank Rijkaard; Pep Guardiola, Luis Enrique y Zinedine Zidane, que dirigieron a Barcelona y Real Madrid “sin tener experiencia en grandes clubes”.

“Yo no veo ningún problema en la falta de experiencia. Si son buenos entrenadores, seguro que lo harán bien“, comentó el exjugador al que actualmente le atrae más “la gestión” del fútbol que sentarse en un banquillo.

Sobre los favoritos para ganar esta temporada la Liga de Campeones, el portugués dice que no ve “muchos cambios” respecto al año pasado, si bien apunta que la presencia de Cristiano Ronaldo hace “más fuerte” al Juventus y también destaca el potencial del Liverpool y el Manchester City.

Deco comentó sobre su salida del Barcelona con la llegada de Pep Guardiola en 2008 que se fue “feliz y no dolido” al Chelsea, y que siempre se hace “mucho drama” cuando se acaba la etapa de un jugador en un club y que en su caso no fue así.

“El Barça intentó hablar conmigo tras una Eurocopa muy buena con Portugal, pero la decisión de irme ya estaba tomada. Mi etapa en Barcelona se había acabado y lo que importa es que conseguí cosas importantes en este club”, relata el jugador.

Para el ex futbolista luso, jugar en el Barcelona fue “un sueño que tenia desde pequeño” cuando vio “jugar al Dream Team de Cruyff” y considera al Barça de Xavi, Iniesta y Messi como “el mejor de la historia del club”.

Reconoce que jugar en el Camp Nou “no es fácil” para los jóvenes que llegan, como puede ser el caso de Ousmane Dembélé, ya que el club “tiene un estilo propio que no puede cambiarse, sea quien sea el entrenador” y eso dificulta la adaptación, ya que la idea futbolística requiere “al jugador perfecto”.

Publicidad